La lluvia en Israel

Uncategorised
Tipo y tamaño de letra

Hay países en el mundo donde la lluvia es algo normal todos los meses del año y la falta de agua es algo lejano que se ve los noticieros y que sucede en lugares remotos del mundo.
Israel es el único país dentro de los 36 países de la OECD ( Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) que tiene problemas serios de fuentes de agua.
Desde la creación del Estado de Israel la población creció en más un 1000 % y las fuentes de agua potable disponible fueron siempre limitadas.
En Israel llueve solo medio año, parte del otoño, invierno y parte de la primavera y las cantidades de lluvia anuales no llegan a 1000 mm. anuales y eso solamente en el norte del país. En el centro del país el promedio anual es de 500 mm. anuales, cantidad que a veces cae en un solo día en otros lugares del mundo.
Ante el aumento de la población y teniendo en cuenta los escasos recursos de agua, el gobierno israelí construyó en los años 60 el Conducto Nacional ( Movil Artzi) que conduce agua del Lago Kineret en el norte del país hasta el Neguev en el sur. Este proyecto está considerado hasta hoy día uno de los proyectos de infraestructura más grandes que se han hecho en Israel.
Durante varia décadas esto solucionó el problema de la falta de agua potable en diferentes zonas del país.
Pero la población de Israel continuó creciendo y la cantidad de agua del lago ya tampoco resultó suficiente. Científicos israelíes lograron transformar el agua de deshecho doméstica en agua suficientemente pura para ser usada en la agricultura. En vez de volcar al Mar Mediterráneo las aguas de deshecho (previo tratamiento para no contaminar el mar) se trataron con tecnologías avanzadas para transformar estas aguas en adecuadas para el riego y la agricultura.
Esto trajo como consecuencia el ahorro de agua potable en la agricultura. Posteriormente, con la creación del riego por goteo, otra tecnología israelí, se redujo aún más la cantidad de agua potable para la agricultura. Como resultado, Israel, un país que tiene muy poca lluvia y que gran parte de su territorio es desértico, se transformó en un país donde la agricultura florece.
En los últimos años, y como consecuencia de pocas lluvias, el nivel del Lago Kineret bajó considerablemente y no podía cubrir las necesidades de la población.
Ahí nació la desalinización del agua de mar. Nuevamente, tecnologías israelíes lograron abaratar la desalinización del agua de mar y hacer que ésta sea rentable. Hoy gran parte del agua potable en Israel viene de esta fuente.
Pero no es suficiente. El norte del país depende aún del agua de lluvia que abastece al Kineret y llena también las fuentes de agua subterráneas en todo el país.
Israel debe suministrar también determinadas cantidades de agua a Jordania.
Por eso es importante que tengamos en Israel una buena temporada de lluvias.
El problema del agua no es de ahora. Ya hace 2000 años el clima era similar y el agua siempre fue un problema. En esa época se usaban diferentes métodos de almacenamiento del agua de lluvia.
Los judíos religiosos en sus plegarias siempre se refirieron al problema del agua. Luego de la festividad de Sucot los judíos en las plegarias solicitan que tengamos un año lluvioso. Luego de la festividad Pesaj, cuando ya acabó la temporada de lluvias, se solicita en las plegarias que haya rocío. El rocío durante las noches humedece las plantas y árboles y esto provoca en las zonas donde este fenómeno se da, que el país conserve el color verde.

Hay países en el mundo donde la lluvia es algo normal todos los meses del año y la falta de agua es algo lejano que se ve los noticieros y que sucede en lugares remotos del mundo.
Israel es el único país dentro de los 36 países de la OECD ( Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) que tiene problemas serios de fuentes de agua.
Desde la creación del Estado de Israel la población creció en más un 1000 % y las fuentes de agua potable disponible fueron siempre limitadas.
En Israel llueve solo medio año, parte del otoño, invierno y parte de la primavera y las cantidades de lluvia anuales no llegan a 1000 mm. anuales y eso solamente en el norte del país. En el centro del país el promedio anual es de 500 mm. anuales, cantidad que a veces cae en un solo día en otros lugares del mundo.
Ante el aumento de la población y teniendo en cuenta los escasos recursos de agua, el gobierno israelí construyó en los años 60 el Conducto Nacional ( Movil Artzi) que conduce agua del Lago Kineret en el norte del país hasta el Neguev en el sur. Este proyecto está considerado hasta hoy día uno de los proyectos de infraestructura más grandes que se han hecho en Israel.
Durante varia décadas esto solucionó el problema de la falta de agua potable en diferentes zonas del país.
Pero la población de Israel continuó creciendo y la cantidad de agua del lago ya tampoco resultó suficiente. Científicos israelíes lograron transformar el agua de deshecho doméstica en agua suficientemente pura para ser usada en la agricultura. En vez de volcar al Mar Mediterráneo las aguas de deshecho (previo tratamiento para no contaminar el mar) se trataron con tecnologías avanzadas para transformar estas aguas en adecuadas para el riego y la agricultura.
Esto trajo como consecuencia el ahorro de agua potable en la agricultura. Posteriormente, con la creación del riego por goteo, otra tecnología israelí, se redujo aún más la cantidad de agua potable para la agricultura. Como resultado, Israel, un país que tiene muy poca lluvia y que gran parte de su territorio es desértico, se transformó en un país donde la agricultura florece.
En los últimos años, y como consecuencia de pocas lluvias, el nivel del Lago Kineret bajó considerablemente y no podía cubrir las necesidades de la población.
Ahí nació la desalinización del agua de mar. Nuevamente, tecnologías israelíes lograron abaratar la desalinización del agua de mar y hacer que ésta sea rentable. Hoy gran parte del agua potable en Israel viene de esta fuente.
Pero no es suficiente. El norte del país depende aún del agua de lluvia que abastece al Kineret y llena también las fuentes de agua subterráneas en todo el país.
Israel debe suministrar también determinadas cantidades de agua a Jordania.
Por eso es importante que tengamos en Israel una buena temporada de lluvias.
El problema del agua no es de ahora. Ya hace 2000 años el clima era similar y el agua siempre fue un problema. En esa época se usaban diferentes métodos de almacenamiento del agua de lluvia.
Los judíos religiosos en sus plegarias siempre se refirieron al problema del agua. Luego de la festividad de Sucot los judíos en las plegarias solicitan que tengamos un año lluvioso. Luego de la festividad Pesaj, cuando ya acabó la temporada de lluvias, se solicita en las plegarias que haya rocío. El rocío durante las noches humedece las plantas y árboles y esto provoca en las zonas donde este fenómeno se da, que el país conserve el color verde.