Israel y las elecciones

Actualidad
Tipo y tamaño de letra

Israel irá nuevamente a las urnas este año.
Luego de las elecciones del mes de abril y no habiendo logrado formar gobierno, la Knesset decidió realizar nuevas elecciones en setiembre.

Israel irá nuevamente a las urnas este año.
Luego de las elecciones del mes de abril y no habiendo logrado formar gobierno, la Knesset decidió realizar nuevas elecciones en setiembre.


De acuerdo a ley, luego de realizado el acto eleccionario el Presidente del Estado llama a los diferentes partidos que lograron representación en el parlamento israelí a una serie de encuentros donde solicita de cada partido que propongan a la persona que ellos consideran la mas indicada para formar gobierno. Luego de las últimas elecciones los diferentes partidos propusieron a sus candidatos.Benjamín Nataniahu logró el apoyo de 65 parlamentarios de diferentes partidos políticos de derecha y religiosos. Al tener el apoyo de la mayoría absoluta de la Knesset ( 65 de 120 parlamentarios) el Presidente Reuven Rivlin le entregó a Nataniahu la facultad de formar gobierno.
El problema por el cual finalmente no se logró formar gobierno es que hubo divergencias entre los diferentes partidos que formaban la teórica coalición de gobierno en cuanto a un punto sobre el cual no lograron llegar a un acuerdo: la ley de enrolamiento para los estudiantes jaredim de las Ieshivot.
A poco de finalizar el plazo establecido por la ley para que Nataniahu lograra formar gobierno quedaban dos opciones: 1- que Nataniahu se presentara ante el Presidente Rivlin alegando que en el plazo establecido no logó formar gobierno y por lo tanto se ve obligado a devolver el mandato o 2- que la Knesset decidiera disolverse llamando a nuevas elecciones. Y esto fue lo que finalmente ocurrió.
El ambiente político durante y después de las tentativas de formar gobierno fue intenso. Durante todo el período miembros de diferentes partidos políticos atacaron verbalmente a otros por no hacer esfuerzos para llegar a un acuerdo.
Es la primera vez en la historia de Israel que hay nuevas elecciones a los pocos meses de finalizado el acto electoral previo.
Pero no es el único país en el cual no se logra formar gobierno luego de elecciones y se llaman a nuevas elecciones.
El problema radica en el sistema de gobierno.
Dentro de la democracia existen dos formas principales de gobierno: presidencial y parlamentario.
En el régimen presidencial el pueblo elige directamente al presidente y este es independiente del poder legislativo. Pueden haber diferencias entre el poder ejecutivo y el poder legislativo lo cual produce en muchas ocasiones que resulte difícil gobernar. Este es el sistema existente en la mayoría de los países americanos y Francia, entre otros.
En el sistema parlamentario que existe en la mayoría de los países europeos y en Israel, el pueblo elige el parlamento. De este parlamento saldrá la persona que formará gobierno. Para que esto ocurra, el candidato elegido deberá contar con el apoyo parlamentario. En el caso de que un partido logre la mayoría absoluta en el parlamento, es decir al menos la mitad mas uno de los votos en el mismo, no habrá ningún problema en formar gobierno. En el caso de que ningún partido haya logrado esa mayoría será necesario crear una coalición de partidos para lograrla. Ya ha ocurrido varias veces en países europeos que no han logrado formar gobierno durante largos meses o han ido a elecciones nuevamente. Al formar un gobierno de coalición puede ocurrir también que en algún momento de la cadencia haya desacuerdos entre los diferentes partidos y el gobierno caiga en un voto de desconfianza en el parlamento. Esto también ha ocurrido en Europa.
Cuál es la situación en Israel?
Israel al tener también un sistema de gobierno parlamentario también sufre de estos problemas. Desde la creación del Estado ningún partido logró en los 71 años de existencia obtener la mayoría absoluta en la Knesset. Siempre fue necesario formar gobiernos de coalición. Ningún gobierno logró tampoco finalizar su cadencia. En estos 71 años hubieron 34 gobiernos, es decir algo más de 2 años de cadencia en promedio por gobierno.
La Knesset , para tratar de que haya menos partidos chicos y lograr mayor estabilidad gubernamental votó hace 5 años una ley elevando el mínimo de votos que cada partido debe lograr para formar parte de la misma.
Este mínimo es hoy día el 3.25 % de los votos. Esto significa en la práctica que ningún partido en la Knesset tendrá menos de 4 parlamentarios.
Pese a esta medida, 11 partidos fueron elegidos y no se logró formar gobierno.
Logrará Israel superar en setiembre la crisisa gubernamental ?
Esperemos que así sea