Universidades y Académicos de Italia, Escocia, Canadá y EE.UU. Están en Contra del Movimiento BDS

Comunidades
Tipo y tamaño de letra

En respuesta a los extendidos esfuerzos para aislar a Israel, encabezados por el movimiento internacional Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), la semana pasada una cantidad de universidades de todo el mundo han adoptado una postura en apoyo del estado judío.

En respuesta a los extendidos esfuerzos para aislar a Israel, encabezados por el movimiento internacional Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), la semana pasada una cantidad de universidades de todo el mundo han adoptado una postura en apoyo del estado judío.

El lunes se le informó al diario israelí Haaretz que Italia traerá a Israel su mayor delegación de académicos, en lo que funcionarios italianos dicen que es una medida dirigida contra el BDS. La iniciativa conjunta académica es consecuencia inmediata de una petición firmada por unos 300 académicos italianos que pidieron a las universidades italianas que cancelaran acuerdos con sus homólogas israelíes.

“Es un esfuerzo sin precedentes para responder concretamente sobre un tema muy delicado. Creemos que la investigación y las universidades deben ser libres y abiertas al diálogo y al intercambio”, le dijo a Haaretz Francesco Talo, el embajador italiano en Israel. “Pensamos que la mejor respuesta sería la acción: concretamente hacer exactamente lo contrario de lo que algunas personas nos piden hacer y traer un número significativo de investigadores y académicos italianos a Israel. Todo el mundo es libre de decir lo que quiera, pero nosotros responderemos con acciones”.

Los académicos italianos y sus pares israelíes tomarán parte en una serie de conferencias y eventos de cooperación conjuntos que se realizarán a través de Israel entre el martes y el viernes. El jueves está previsto que toda la delegación se reúna en el Centro Peres para la Paz en Tel Aviv, donde se firmarán tres acuerdos de cooperación entre las universidades israelíes e italianas en las áreas de biofísica y ciencias de los materiales.

Mientras tanto, en Canadá, más de 150 profesores de la Universidad McGill de Montreal firmaron una carta abierta condenando al BDS, informó el viernes la Canadian Jewish News. La carta informal se produjo justo después de una declaración de la Directora de McGill, Suzanne Fortier, denunciando la aprobación, en marzo, de una moción del BDS en la Asamblea General Invierno 2016 de la Sociedad de Estudiantes de la Universidad McGill. Fortier dijo que el movimiento BDS “va en contra de la tolerancia y el respeto que apreciamos como valores fundamentales para una universidad. Propone acciones que son contrarias a los principios de libertad académica, equidad, inclusión e intercambio de opiniones e ideas en diálogos responsables y abiertos”.

La carta hace suya la declaración de Fortier en contra del movimiento BDS, y los firmantes felicitan a la funcionaria de McGill por su “valiente actitud”: La carta dice, en parte,

A pesar de que como firmantes tenemos muchas opiniones diferentes acerca de Israel y afirmamos la necesidad de un sólido debate sobre las políticas de cualquier país, incluidas las de Israel, el tono y las tácticas del movimiento BDS evocan obsesiones y retóricas antisemitas tradicionales. Como educadores, estamos angustiados cuando oímos a nuestros estudiantes decirnos lo incómodos que se han sentido por una búsqueda cada vez más agresiva del boicot contra Israel, reflejada por los repetidos intentos de votarlo, sin importar cuántas veces sus partidarios fracasen.

Todos necesitamos afirmar nuestro compromiso de luchar contra la intolerancia de todo tipo, incluso cuando está enmascarada detrás de la retórica de los derechos humanos o incluso si está relacionada con posiciones políticas que podríamos apoyar. Fracasamos cuando nuestros estudiantes no se sienten realmente seguros en nuestra universidad – y el movimiento BDS ha hecho que los estudiantes de McGill se sientan inseguros, sin apoyo, y no bienvenidos en su, y nuestro, hogar académico.

En Escocia, El Consejo de Fideicomisarios de la Asociación de Estudiantes de la Universidad de Edimburgo (EUSA) se negó a adoptar una moción del BDS aprobada en marzo por el Consejo de Estudiantes de la universidad. En un comunicado difundido por EUSA la semana pasada, los Fideicomisarios anunciaron que “la moción del BDS, tal como está escrita, no puede ser aplicada legalmente por EUSA”.

La Sociedad de Compromiso con Israel (IES) de la Universidad de Edimburgo alabó la decisión de EUSA, diciendo en un comunicado, “IES cree firmemente que el BDS es una campaña táctica peligrosa, de división y discriminatoria que amenaza con socavar las conversaciones de paz y la cohesión en el campus, y dejó esto claro en sus presentaciones a EUSA en conjunción con otros grupos de estudiantes preocupados. El abandono de la política de EUSA sigue un precedente establecido por otras universidades, reconociendo la ilegalidad del BDS y el significativo riesgo que plantea el aumento de la intolerancia contra grupos minoritarios en los campus”. Si bien no se promulgó la moción del BDS, dijo IES, la página web de EUSA continúa mostrando que el referéndum del Consejo de Estudiantes fue aprobado.

En Nueva York, Cornell Tech anunció la semana pasada el nombramiento de un nuevo director para el Instituto Technion-Cornell Joan & Irwin Jacobs. El centro – que será dirigido por el renombrado computador científico de la inteligencia artificial, Ron Brachman – fue inaugurado en el año 2011, con la asociación académica entre la Universidad Cornell y el Instituto de Tecnología de Israel Technion.

La Campaña Palestina para el Boicot Académico y Cultural a Israel (PACBI) condenó enérgicamente a la asociación en 2012, declarando que estaba “profundamente preocupada” por la colaboración y le pidió a Cornell romper los lazos con el Technion. PACBI acusó a ambas instituciones de ser “cómplices de las violaciones de Israel del derecho internacional y de los derechos palestinos… todos los residentes de la Ciudad de Nueva York deben, con razón, estar indignados de que sus impuestos sean asignados al servicio de tal esfuerzo”.

En los últimos años, el movimiento BDS ha visto un aumento del apoyo de instituciones de educación superior y de académicos de todo el mundo. Prominentes organizaciones académicas, tales como la Asociación de Estudios Estadounidenses, la Asociación de Literatura Africana, la Unión de Maestros de Irlanda y la Asociación Nacional de Estudios de la Mujer, han expresado su apoyo a los boicots académicos contra Israel.

http://www.algemeiner.com/2016/05/30/universities-academics-in-italy-scotland-canada-and-us-pushing-back-against-bds-movement/#