León Amiras, titular de OLEI: “Fue muy interesante ver cómo el presidente de Israel sigue de cerca la actualidad argentina

Aliá
Tipo y tamaño de letra

Itongadol/AJN.- El titular de la Organización de Latinoamericanos en Israel (OLEI), León Amiras, participó en la reunión que mantuvo el presidente de la DAIA con el presidente de Israel, Reuven Rivlin. En diálogo con la Agencia Judía de Noticias, Amiras describió el encuentro y manifestó su admiración por el profundo conocimiento del presidente Rivlin sobre Argentina y su realidad.

Itongadol/AJN.- El titular de la Organización de Latinoamericanos en Israel (OLEI), León Amiras, participó en la reunión que mantuvo el presidente de la DAIA con el presidente de Israel, Reuven Rivlin. En diálogo con la Agencia Judía de Noticias, Amiras describió el encuentro y manifestó su admiración por el profundo conocimiento del presidente Rivlin sobre Argentina y su realidad.

El titular de la OLEI, León Amiras, junto al presidente de la DAIA, Ariel Cohen Sabban, fueron recibidos en Jerusalem por el presidente de Israel, Reuvén Rivlin. Durante el encuentro, Cohen Sabban invitó al mandatario a visitar Argentina. Los dos representantes latinoamericanos conversaron con el presidente acerca de temas de actualidad, de la comunidad judía argentina en particular y su contexto nacional, de América Latina en general y de Israel.

En diálogo con la Agencia Judía de Noticias, Amiras destacó los principales aspectos del encuentro.

¿Cómo se desarrolló la reunión?

Se le expresó al presidente la coincidencia de ambas comunidades, tanto la de judíos argentinos viviendo en Argentina y de argentinos judíos que viven en Israel por la personalidad del presidente Rivlin, persona modesta, cálida, simpática, que luego del pedido de la presidencia de DAIA para que reciba a los presidentes de OLEI y DAIA, en el acto dio su consentimiento. Fue realmente muy muy interesante ver cómo el presidente Rivlin sigue muy de cerca lo que pasa en la situación política argentina. Se expresó que en Argentina ésta es una época muy importante, una época de cambios. La DAIA quiere estrechar su mano a Israel para promover intercambio en todas las áreas, ya sea en lo cultural, económico, y en especial poder lograr una visita del presidente Rivlin a la República Argentina.

¿Qué se lleva la OLEI en este encuentro?

Ésta fue la primera vez, desde que Rivlin asumió la presidencia – habíamos tenido un encuentro antes con Peres – que pudimos tener un encuentro y expresar la gratitud de la comunidad argentina en Israel y latinoamericana hacia el presidente, por ser la comunidad latinoamericana muy sionista. Como siempre decimos nosotros, los latinoamericanos, no nacimos en Israel, sino que elegimos vivir en Israel, es una elección y no una casualidad.

Por eso, todo lo que esté relacionado con símbolos tan importantes como la bandera de Israel, el ejército, o como en este caso, la presidencia, es para nosotros algo muy muy especial. Y, en este caso, por ser el presidente Rivlin una persona muy muy cálida y modesta. A modo de ejemplo puedo mencionar que el presidente de DAIA, Ariel Cohen Sabban le agradeció que recibiera el año pasado en Pesaj a su hijo como soldado. Esto es típico de este presidente, una persona muy querida por todos los ámbitos políticos, ya sea de la derecha, del centro y de la izquierda. Y es para nosotros muy muy importante que el presidente Rivlin sepa que la comunidad de judíos argentinos en el mundo – en Argentina, en todo el mundo y en Israel – es una comunidad judía, fuerte y siempre va a apoyar al Estado de Israel, en todo momento, en toda situación.

¿Cómo está viviendo la OLEI esta nueva etapa de la Argentina?

Estamos viviendo esta etapa con mucho optimismo, con muchas ganas a esa República Argentina que siga adelante. Nosotros en la OLEI, cuando vemos lo que está pasando hoy en la Argentina, siempre recordamos a nuestros padres, a nuestros abuelos, que llegaron un día a la Argentina para trabajar, para levantarse temprano en la mañana e ir a sus trabajos. No llegaron a la Argentina para hacer todo tipo de negociados o para sacarle lo que le corresponde al vecino o a otra persona, llegaron a trabajar y así lo hicieron en casi más de 100 o 150. Por eso, ese pueblo argentino que se levanta a la mañana para trabajar, que suda, que sufre, ellos se merecen, finalmente, un buen gobierno, un gobierno honesto, con buenas intenciones, abierto al mundo para que finalmente la República Argentina pase a tener el lugar que siempre tuvo en la historia de los pueblos. Un país serio, un país económicamente fuerte y con un material humano muy especial. El hecho es que sabemos que el pueblo argentino, con todos los altos y bajos, es un pueblo inteligente, especial, un pueblo de futuro, un pueblo lindo. Y eso es lo que nosotros queremos, que finalmente en esta presidencia de Mauricio Macri poder ver que la Argentina siga adelante. Para nosotros desde aquí, desde Israel, poder ver a esa comunidad con empuje y siguiendo hacia adelante, es más que una alegría.

En Israel se viven momentos difíciles y se suman ahora las características de un terrorismo bastante inusual. ¿Cómo están viviendo ustedes este tiempo y cuál es el mensaje a las comunidades judías de América Latina con respecto a esta situación?

En Israel se está viviendo una etapa bastante difícil, épocas claramente de terrorismo, de salir a la calle y tener que andar mirando si una persona saca un cuchillo o no saca un cuchillo. Pero estamos un poco acostumbrados, lamentablemente, a este tipo de situaciones. Desde el punto de vista de ese terrorismo mundial, tan peligroso y tan asesino, cada vez nos damos cuenta, cuando vemos lo que pasa en Bélgica, en París, en Uruguay, en Argentina o en cualquier lugar del mundo, que el único hogar nacional judío, el único lugar seguro es el Estado de Israel. O sea que, lamentablemente, incluso hoy, cuando el mundo sufre en su propia carne lo que es el terrorismo y el pánico, aun así, el mundo tiene tiempo primero de criticar a Israel y luego de preocuparse por el terrorismo islámico.

Eso que está viviendo Europa hoy y el mundo, Israel lo viene viviendo desde el año 1948. De ahí que yo digo: ojalá que no sólo Israel, sino el mundo entero, pueda limpiar esta temática, la del terrorismo asesino que ataca a judíos, cristianos o a hombres de paz que quieren simplemente vivir tranquilos, levantarse a la mañana e ir a su trabajo o a estudiar. Debido a esta problemática del terrorismo, Israel por un lado se siente un poco más acompañado, ya que el mundo por un lado lo entiende más. Por el otro lado, los factores anti-israelíes siguen atacando y criticando al Estado de Israel. Pero Israel está acostumbrado y ojalá que ya ahora que se acerca la fiesta de Pesaj, la fiesta de la libertad, podamos entender nuevamente que el pueblo judío es un pueblo libre, asentado en todo el mundo o acá, en el Estado de Israel, y en Jerusalem, su capital indivisible.

Mi mensaje a las comunidades latinoamericanas es que vivimos una etapa, en estos años, desde 1948 hasta ahora, en la que existe el Estado de Israel. Hace cien años no existía el Estado de Israel, y no existía la oportunidad de vivir acá, en esta tierra. Desde aquí yo invito a todos los judíos latinoamericanos a darles a sus hijos y sus nietos esa posibilidad, la de poder vivir en este país como ciudadanos libres, bajo la bandera israelí, con el idioma hebreo. Esa suerte, la de vivir en el Estado de Israel, es algo nuevo, antes no existía. Traten de aprovechar esa suerte, la de vivir en una generación en la que el Estado de Israel existe. Eso no lo tenían nuestros antepasados, ustedes sí. Y mi mensaje es que vengan a estas tierras. Nosotros desde la OLEI los recibiremos con las manos abiertas.