MEDIALUNAS RELLENAS

Cocina Judia
Tipo y tamaño de letra

BIENVENIDO SHABAT A MI MESA
Me encanta compartir mis recetas con los amigos lectores, porque es una manera de sentir que los invito a mi Mesa, así con mayúscula, que es el lugar más familiar de la casa, donde nos reunimos y nos unimos, donde nos miramos de frente dispuestos a disfrutar cada plato, cada uno en compañía de todos los demás.

BIENVENIDO SHABAT A MI MESA
Me encanta compartir mis recetas con los amigos lectores, porque es una manera de sentir que los invito a mi Mesa, así con mayúscula, que es el lugar más familiar de la casa, donde nos reunimos y nos unimos, donde nos miramos de frente dispuestos a disfrutar cada plato, cada uno en compañía de todos los demás.
Hoy los convido con estos bocados dulces, para acompañar el café, el té de la tarde o...el mate.
MEDIALUNAS RELLENAS
Ingredientes
3 huevos
35 gr. De levadura
1 y ½ taza de azúcar
1 kg. de harina
1 taza de aceite
Nueces trozaditas
Azúcar rubia
Canela en polvo
Margarina vegetal, cantidad necesaria
Elaboración
Disolvemos la levadura en una taza de agua tibia y una cucharadita de azúcar, y la dejamos hasta que empieza a espumar.
Ponemos en un bol la harina, agregamos la levadura espumada, los huevos apenas batidos, aceite y azúcar, y formamos una masa bien homogénea.
Sobre la mesa, amasamos este bollo durante 15 minutos aproximadamente, hasta que logremos una masa bien elástica y tierna.
Dejamos leudar hasta que duplica su volumen, en lugar tibio, luego amasamos nuevamente para quitar el aire de la masa y estiramos con palote, hasta dejarla lo más fino posible.
Cortamos triángulos, los pintamos con margarina vegetal derretida, y ponemos en el centro de cada uno, una cucharadita de la mezcla que hicimos con azúcar rubia, canela y nueces picadas.
Arrollamos desde la parte más ancha del triángulo hacia la punta, doblamos las puntitas hacia adentro y pintamos con yema diluída en apenas de agua.
Cocinamos en horno moderado, hasta que estén casi prontas. Pintamos con un almíbar liviano que ya tenemos pronto y terminamos la cocción mientras también terminan de dorarse parejo.
Cuando están prontas, las dejamos enfriar sobre rejilla.
Quedan deliciosas y una pinturita.
Shabat shalom!
Receta elegida del libro "El sabor de los recuerdos" de Silvia Ginerman