PLEZELAJ (Pancitos de cebolla)

Cocina Judia
Tipo y tamaño de letra

BIENVENIDO SHABAT A MI MESA
Para Shabat siempre nos preocupamos de llevar a nuestra mesa bocados tradicionales y también novedosos. La jalá no podrá faltar nunca, pero también podemos agregar otros pancitos a modo de bocados "sorpresa". Los serviremos calentitos, rellenos con lo que más nos guste y serán disfrutables

BIENVENIDO SHABAT A MI MESA
Para Shabat siempre nos preocupamos de llevar a nuestra mesa bocados tradicionales y también novedosos. La jalá no podrá faltar nunca, pero también podemos agregar otros pancitos a modo de bocados "sorpresa". Los serviremos calentitos, rellenos con lo que más nos guste y serán disfrutables

PLEZELAJ (Pancitos de cebolla)
Ingredientes
1 kg. de harina cernida
½ taza de agua tibia
30 grs. De levadura fresca o su equivalente granulada
1 cucharadita de azúcar
2 huevos
2 cucharaditas de sal
½ taza de aceite
Cebolla picadita, cantidad necesaria
Elaboración
Ponemos en un bol la harina en forma de corona y en el centro volcamos el agua tibia con la levadura disuelta en ella y la cucharadita de azúcar. Mezclamos con un poco de la harina hasta formar un pancito. Dejamos descansar media hora hasta que la levadura empiece a "despertarse". Agregamos los huevos apenas batidos, sal y aceite. Revolvemos bien y vamos integrando la harina alternando con agua tibia, mientras absorba. Formamos la masa, amasamos durante aproximadamente 15 minutos y la dejamos nuevamente en el bol, en lugar tibio, cubierta con un paño o film hasta que leude al doble de su volumen. Volvemos a amasar para quitar el aire de la masa, y formamos pequeños bollos, de unos 5 cm. de diámetro. Estiramos con palote cada uno para que queden chatitos, de 1 cm. de espesor y colocamos en chapa de horno aceitada. Los pintamos con yema, les ponemos en el centro una cucharadita de cebolla picada y rociamos con un "hilo" de aceite por arriba. Cocinamos en horno moderado, hasta que estén prontos y dorados. Que los disfruten en este Shabat con Shalom!
Texto y receta elegidos del libro "El Sabor de los Recuerdos" de Silvia Ginerman