AJOS CARAMELIZADOS EN OLIVA

Cocina Judia
Tipo y tamaño de letra

 

El Señor Ajo es todo un personaje en la cocina y ¡en el plato!
Además de importantes aceites esenciales, el ajo contiene las vitaminas A, B y C, así como elementos de acción antibacteriana. El ajo es un poderoso desintoxicante para el cuerpo, ya que favorece la función de los riñones. Reduce asimismo la hipertensión arterial, fortalece los vasos coronarios y puede reducir claramente el nivel de colesterol y de otros lípidos en la sangre.

 

El Señor Ajo es todo un personaje en la cocina y ¡en el plato!
Además de importantes aceites esenciales, el ajo contiene las vitaminas A, B y C, así como elementos de acción antibacteriana. El ajo es un poderoso desintoxicante para el cuerpo, ya que favorece la función de los riñones. Reduce asimismo la hipertensión arterial, fortalece los vasos coronarios y puede reducir claramente el nivel de colesterol y de otros lípidos en la sangre.


Desde el punto de vista culinario, es uno de los condimentos que suscita opiniones más encontradas siempre que se trata de dilucidar si su sabor es bueno o no, si su olor es agradable o molesto. El ajo es el condimento idóneo para la carne de cordero y es además indicadísimo para frotar los grandes asados de carne, o para frotar la ensaladera, sin olvidar su intervención en sopas y platos de legumbres.
Hoy les paso una receta personal….con AJO.
AJOS CARAMELIZADOS EN OLIVA
Pelamos los dientes de una cabeza de ajo grande. Calentamos el aceite de oliva en una cacerolita junto con los dientes de ajo. Dejamos que se cocinen hasta que empiezan a quedar apenas dorados. Retiramos rápidamente del fuego porque siguen cocinándose en el aceite hasta enfriarse.
Si consiguen las cabezas grandes de “ajo macho”, que tiene un sabor más delicado que el ajo común, los dientes así cocidos van a quedar más caramelizados.
Cuando ya están fríos se conservan en el mismo aceite de oliva de la cocción, en un frasco, en la heladera.
Los incorporamos así preparados por arriba de las preparaciones de comida que querramos. Siempre va a gustar ya que es un detalle muy delicado al paladar.
¡Shabat shalom para todos con alegría!
Receta elegida del libro “Pasión por el Sabor” de Silvia Ginerman
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.