DULCE DE REMOLACHA

Cocina Judia
Tipo y tamaño de letra

BIENVENIDO SHABAT A MI MESA
Les convido aquí una receta que aprendí "por casualidad" hace muchos años. La vi en un libro de cocina que usaba mi mamá y me llamó la atención: nunca la había probado ni visto. Así que la hice y, no sólo es deliciosa, sino que además me sirve para deslumbrar cuando la presento como salsa de un helado de vainilla o de limón: simplemente ¡impactante!

BIENVENIDO SHABAT A MI MESA
Les convido aquí una receta que aprendí "por casualidad" hace muchos años. La vi en un libro de cocina que usaba mi mamá y me llamó la atención: nunca la había probado ni visto. Así que la hice y, no sólo es deliciosa, sino que además me sirve para deslumbrar cuando la presento como salsa de un helado de vainilla o de limón: simplemente ¡impactante!


DULCE DE REMOLACHA
(aunque les suene raro, pruébenlo)
Ingredientes
2 kgs. de remolachas
1 y ½ kgs. de azúcar
¼ taza de jugo de limón
Una ramita de canela
Elaboración
Lavamos bien las remolachas, las cortamos en cubitos de 1 cm de lado y ponemos en un recipiente hondo no metálico, cubiertas con el azúcar. Así las dejamos toda una noche.
En la mañana del día siguiente, empezamos endulzando el día, poniendo las remolachas con su azúcar, limón, canela y el jugo que soltaron, en una cacerola adecuada y, con un difusor de llama abajo, cocinamos a fuego suave hasta que las remolachas empiecen a ablandarse. Probamos el punto de cocción, volcando dos cucharadas de mermelada en un platito de vidrio o porcelana. Dejamos enfriar algunos minutos y luego pasamos una cuchara de madera por el medio, formando una ranura. Si no se vuelve a juntar, está pronta.
El aroma que queda en la casa cuando elaboramos un dulce, es inigualable.
Este dulce es original por su color y también por su sabor. Es especial para usarlo como salsa sobre un helado de vainilla o de limón, sobre un pastel de limón o de naranja...si el helado lo pusimos sobre una pera en almíbar, la completamos. ¡Queda despampanante!
Preparamos los frascos de vidrio bien limpios y secos, enjuagamos con alcohol rectificado, secamos y envasamos. Tapamos bien y conservamos en lugar fresco y seco.
¡Shabat Shalom para todos con alegría!
Receta elegida del libro "Pasión por el Sabor" de Silvia Ginerman
Facebook.com/ginermansilvia