TARTA DE MANZANA MERENGADA

Cocina Judia
Tipo y tamaño de letra

Con una tarta de manzanas como esta, completamos de manera preciosa el menú de Shabat. Como postre, como complemento del tecito de la tarde, siempre viene bien para agasajar y agasajarnos. Esta tarta es mi preferida por sabor, por presencia y porque me encanta hacerla.

Con una tarta de manzanas como esta, completamos de manera preciosa el menú de Shabat. Como postre, como complemento del tecito de la tarde, siempre viene bien para agasajar y agasajarnos. Esta tarta es mi preferida por sabor, por presencia y porque me encanta hacerla.
TARTA DE MANZANA MERENGADA
Ingredientes para la masa
3 huevos
¾ taza de azúcar
¾ taza de aceite
2 cucharaditas de polvo de hornear
1 cucharada de ralladura de naranja
Harina, cantidad necesaria (3 tazas aproximadamente)
Ingredientes para la cobertura de manzana
Mermelada de duraznos espesa
1 kg. de manzanas
2 cucharadas de azúcar
1 cucharadita de canela
½ taza de pasas de uva
3 claras (para el merengue) con 1 y ¼ taza de azúcar y 1 cucharada de jugo de limón
Elaboración
Hacemos la masa mezclando con batidor suave los huevos, azúcar, aceite, polvo de hornear y ralladura de naranja. De a poco vamos incorporando harina, hasta lograr una masa blandita (no firme, ya que no la estiramos con palote), aproximadamente, 3 tazas.
Aceitamos el fondo de una tartera de fondo desmontable y la cubrimos aplicando trocitos de masa, sobre toda la superficie, hasta cubrir la base y los costados.
Cocinamos en horno moderado apenas, hasta que pierda la cara de cruda y retiramos.
Rallamos grueso las manzanas (previamente peladas), agregamos el azúcar, canela y pasas. Untamos la tarta precocida con la mermelada, cubrimos con la manzana así preparada y ponemos en el horno nuevamente, hasta que la manzana esté cocida.
Retiramos, dejamos enfriar y cubrimos con el merengue que hicimos de esta manera:
Calentamos a baño María las tres claras con 1 taza y ¼ de azúcar y luego batimos hasta que quede bien firme. Al final agregamos el jugo de limón en el batido.
Ponemos nuevamente la tarta con el merengue por arriba en el horno, hasta que se dore parejo y ya la tenemos pronta.
Podemos servirla tibia o fría. Queda sensacional.
¡Shabat shalom para todos!
Receta elegida del libro "Pasión por el Sabor" de Silvia Ginerman