PULPA CON DAMASCOS

Cocina Judia
Tipo y tamaño de letra

BIENVENIDO SHABAT A MI MESA
Sumamos la emoción que sentimos cuando ponemos el mantel de Shabat y con una sonrisa...ya estamos cocinando!
Shabat comienza cuando la madre enciende las velas antes del crepúsculo, en la mesa preparada para ser servida al regreso de la sinagoga, de tal manera que simbolice bendición y prosperidad.

BIENVENIDO SHABAT A MI MESA
Sumamos la emoción que sentimos cuando ponemos el mantel de Shabat y con una sonrisa...ya estamos cocinando!
Shabat comienza cuando la madre enciende las velas antes del crepúsculo, en la mesa preparada para ser servida al regreso de la sinagoga, de tal manera que simbolice bendición y prosperidad.
Esta receta es especial para tenerla pronta con anterioridad y será del placer de todos por la combinación de sabores. El aroma y sabor que trasmiten los vinos a la carne la hace más seductora. Si también le agregamos frutas de diferentes texturas, picantes y dulzuras, la delicia es completa.
PULPA CON DAMASCOS
1 kg. de pulpa vacuna
½ kg. de orejones de damascos
1 taza de pasas de uva rubias
2 tazas de vino blanco o rosado dulce
Sal a gusto
2 cucharaditas de pimienta blanca
(o una si no quieren que quede picante)
1 rama de canela
2 cucharadas de miel
Para acompañar
2 tazas de arroz blanco
3 cucharadas de aceite
4 tazas de agua hirviendo
Sal y pimienta a gusto
Elaboración
Ponemos en una cacerola amplia dos cucharadas de aceite y sellamos la pulpa cortada en cuatro trozos. Bañamos con la mitad del vino, condimentamos con pimienta, sal, miel y la ramita de canela.
Cuando el vino empieza a hervir, agregamos los orejones de damasco y las pasas de uva y seguimos agregando vino de a poco. Si hace falta, también vertemos agua, cuidando siempre que haya un fondo líquido suficiente, para la cocción adecuada de la carne.
Mientras tanto tostamos el arroz en el aceite, revolviendo con cuchara de madera y agregamos el agua, sal y pimienta.
Servimos el arroz como base del plato, el trozo de carne y la salsa con los damascos y pasas por encima.
Esta preparación es adecuada para hacerla también con albóndigas de carne pequeñas en lugar de pulpa.
Es un plato delicioso y espero que lo disfruten.
Shabat shalom! Con alegría para todos.
Receta elegida del libro "Pasión por el Sabor" de Silvia Ginerman