Resolviendo el problema del desempleo

Actualidad
Tipo y tamaño de letra

Israel está atravesando una crisis de desempleo creada por la pandemia del Corona. Varios rubros han cerrado como los referentes al turismo, teatros, cines, espectáculos y salones de fiestas, otros han visto reducidas sus entradas de manera significativa. Varios negocios como tiendas y supermercados han aumentado sus ventas a través de internet causando reducción de personal. Y hay otros muchos rubros que se han visto perjudicados por esta crisis. De hecho puede llevar mucho tiempo hasta que la situación vuelva a la normalidad de antes de la pandemia.

Israel está atravesando una crisis de desempleo creada por la pandemia del Corona. Varios rubros han cerrado como los referentes al turismo, teatros, cines, espectáculos y salones de fiestas, otros han visto reducidas sus entradas de manera significativa. Varios negocios como tiendas y supermercados han aumentado sus ventas a través de internet causando reducción de personal. Y hay otros muchos rubros que se han visto perjudicados por esta crisis. De hecho puede llevar mucho tiempo hasta que la situación vuelva a la normalidad de antes de la pandemia.


Israel está haciendo lo posible para resolver este problema no siempre con éxito.
Si bien muchos no encuentran trabajo, algunos empleadores no encuentran trabajadores. Un ejemplo lo brindan los hoteles de Eilat quienes afirman que hay trabajo que no todos los israelíes están dispuestos a aceptar. Los hoteleros toman trabajadores jordanos en su lugar. De acuerdo a los datos brindados por los hoteleros faltan alrededor de 8000 empleados. Uno de las causas de que israelíes no quieran trabajar en hotelería reside en el hecho de que estos trabajos no son bien remunerados. Habría que considerar un estímulo salarial para que el trabajo resulte atractivo. El gobierno debería ofrecer este estímulo en vez de seguir abonando el seguro por desempleo. Esto daría trabajo mejor remunerado por un lado y ahorraría el pago del seguro por desempleo por el otro lado. Y habría menos desocupación.
Lo mismo sucede en el campo de la agricultura y en la industria de la construcción.
El estado aprobó hace algunos años la ley de " Trabajo preferido " , que da derecho a los soldados liberados del ejército a una subvención del Bituaj Leumi ( seguro nacional) por un monto de varios miles de shekalim si trabajaron al menos seis meses en uno de los trabajos definidos como preferidos. Estos trabajos incluyen trabajo no profesional en la agricultura, como la cosecha, el control de plagas y la cría de animales; trabajo en hoteles como cocineros, camareros y mucamas, trabajo en estaciones de servicio, plantas industriales, construcción y más.
Este trabajo preferido podría ajustarse a la situación de desempleo actual.
Otro problema radica en que muchos de los desempleados de Corona solo tienen educación secundaria. Muchos de ellos tienen salarios bajos, y hay una sobrerrepresentación de árabes y ultraortodoxos entre ellos. Muchos trabajadores árabes tienen dificultades con el idioma hebreo, los ultraortodoxos comienzan su camino en el mercado laboral con una falta de conocimiento en las materias básicas, y algunos graduados de secundaria no alcanzan el nivel de tres unidades en inglés y matemáticas
La crisis de la corona podría ser una oportunidad para impulsar las capacidades de los trabajadores israelíes. Todo lo que se necesita es una amplia capacitación en hebreo, inglés, matemáticas, resolución de problemas y aplicaciones informáticas. El estado ahora puede generar un incentivo para la capacitación general. Puede vincular el derecho a los beneficios de desempleo con la capacitación. Paralelamente puede ofrecer un incentivo a los desempleados menores de 28 años y garantizarles beneficios de desempleo similares a los que reciben los mayores de 28 años. Este beneficio también se puede extender a aquellos que actualizan sus habilidades a cinco unidades de matemáticas, mejoran su inglés o aprenden un idioma de computadora.
Una encuesta realizada por la Asociación de Fabricantes muestra que la industria actualmente carece de miles de trabajadores que necesitan capacitación. El sector privado también carece de ingenieros y técnicos prácticos así como la industria de alta tecnología.
También en el sector público hay necesidad de trabajadores especializados. Médicos, enfermeras, maestros, trabajo social y otros. Si el Estado de Israel no capacita a los trabajadores en estas profesiones, tendrá dificultades para hacer frente a las crecientes necesidades futuras.
El estado dispone de grandes reservas para llevar a cabo este programa y otros que logren disminuir la desocupación a corto plazo y fomentar la integración laboral de decenas de miles o más, hombres y mujeres, reducir las dimensiones del desempleo y al mismo tiempo reducir las erogaciones por seguro de pago.