Israel ocupa el octavo lugar en esperanza de vida

Miscelaneas
Tipo y tamaño de letra

Con la esperanza de vida mundial en aumento, los israelíes nacidos en el año 2015 se contarán entre la población más longeva en el planeta, según las estadísticas publicadas por la Organización Mundial de la Salud.

Con la esperanza de vida mundial en aumento, los israelíes nacidos en el año 2015 se contarán entre la población más longeva en el planeta, según las estadísticas publicadas por la Organización Mundial de la Salud.

La esperanza de vida mundial aumentó en cinco años entre el comienzo del nuevo milenio y 2015, el incremento más fuerte desde la década de 1960. Sigue existiendo una disparidad significativa entre las naciones ricas y las más pobres, mientras que en 29 estados con ingresos altos tienen un promedio de más de 80 años y 22 países pobres del África subsahariana cuentan con un promedio de menos de 60 años, informó el organismo de la ONU.

Israel ocupa el octavo en la lista global con 82,5 años en promedio, quedando justo detrás de Italia e Islandia. Japón ocupó el primer lugar con una esperanza de vida media de 83,7 años. Los Estados Unidos tienen un promedio general de 79,3 años.

Según las proyecciones, los hombres
israelíes nacidos en 2015 vivirán 80,6 años promedio y las mujeres israelíes, 84,3 años.

La OMS no proporcionó estadísticas para los palestinos que viven en Cisjordania y la Franja de Gaza.

Se espera que las mujeres japonesas serán las que vivirán más tiempo en el planeta, con una vida media de 86,8 años. Según la proyección, los hombres suizos superarán a los demás en promedio, con 81,3 años.

Sierra Leona, en África Occidental, en el otro extremo del espectro para ambos sexos, tiene apenas un promedio de 50,8 años para las mujeres y 49,3 para los hombres.

"El mundo ha hecho grandes progresos en la reducción del sufrimiento innecesario y muertes prematuras que se derivan de las enfermedades prevenibles y tratables", declaró Margaret Chan, Directora General de la OMS, en un comunicado. "Sin embargo, los logros han sido desiguales. Ayudar a los países a avanzar hacia la cobertura universal de salud basada en la atención primaria fuerte es la mejor cosa que podemos hacer para asegurarse de que nadie se quede atrás".