Israel y el Consejo de derechos humanos de la ONU

Opinión
Tipo y tamaño de letra

En el mes de octubre la Asamblea General de las Naciones Unidas eligió nuevos miembros para el Consejo de derechos Humanos situado en Ginebra.
Entre estos países se encuentran Libia, Mauritania, Sudán y Venezuela que no exactamente respetan los derechos humanos en sus países. El hecho de que parte de estos países hayan sido acusados de graves violaciones de los derechos de opositores políticos, esclavizar a civiles o violar los derechos de las mujeres no impidió que estos países fueran elegidos por una enorme mayoría.

En el mes de octubre la Asamblea General de las Naciones Unidas eligió nuevos miembros para el Consejo de derechos Humanos situado en Ginebra.
Entre estos países se encuentran Libia, Mauritania, Sudán y Venezuela que no exactamente respetan los derechos humanos en sus países. El hecho de que parte de estos países hayan sido acusados de graves violaciones de los derechos de opositores políticos, esclavizar a civiles o violar los derechos de las mujeres no impidió que estos países fueran elegidos por una enorme mayoría.


Los abusos llevados a cabo en estos países se detallan en un nuevo informe de 28 páginas publicado por UN Watch, la Fundación de Derechos Humanos y el Centro de Derechos Humanos Raoul Wallenberg, que se distribuye a los diplomáticos de la ONU.
Libia es un estado que no funciona como tal ya que está dividido y cuenta con dos cabezas de gobierno ( una reconocida y la otra no reconocida pero apoyada por potencias externas), Mauritania tiene 500,000 esclavos y Sudán tuvo un líder hasta abril que era buscado por genocidio. Y de Venezuela todos escuchamos hablar.
"Elegir al régimen de Maduro de Venezuela como juez de derechos humanos de la ONU sería como convertir a un pirómano en el jefe de bomberos de la ciudad", dijo Hillel Neuer, de UN Watch, con sede en Ginebra, que ha liderado una campaña en las redes sociales para evitar que Venezuela gane.
Irwin Cotler , jefe del Centro de Derechos Humanos Raoul Wallenberg y ex ministro de justicia canadiense, agregó: “Lamentablemente, cuando la ONU termina eligiendo violadores de los derechos humanos para el Consejo de Derechos Humanos, da rienda suelta a la cultura de la impunidad que se supone que combate. Las democracias del mundo deben unirse a la preservación y protección del mandato del Consejo, y no terminar siendo cómplices de su incumplimiento ".
“Como se dejó en claro en nuestro informe, continúa, las naciones con derecho a voto pueden y deben abstenerse de elegir a quienes abusan de los derechos al máximo órgano de derechos humanos de la ONU. Necesitamos escuchar a Federica Mogherini de la Unión Europea y los estados miembros liderar el llamado a oponerse a los peores abusadores. Hasta ahora, han estado en silencio ".
En la reunión del Consejo en marzo de 2019 se tomaron varias decisiones acusando a diferentes países de infringir a los derechos humanos
Cuáles fueron los países mencionados y cuántas acusaciones se presentaron contra ellos?
Los resultados no nos sorprenden:
7 acusaciones contra Israel, 2 contra Korea del Norte,2 contra Irán y 1 contra Siria.
Países que infringen los derechos humanos como China, Turquía, Rusia, Pakistán, Venezuela, Somalia y tantos otros ni siquiera fueron mencionados.
A esto hay que agregar el hecho de que Israel es el único país que siempre está presente en el orden del día del Consejo y aparece en el punto no.7 del mismo.
De acuerdo a estos datos se podría pensar que Israel es el único país del mundo en el cual los derechos humanos prácticamente no existen, no hay tribunales ni democracia. Pero incluso el mundo sabe que esa no es la realidad.
Y la pregunta nuevamente es: Por qué solo Israel?
La respuesta es la misma que brindé en el artículo anterior y por lo tanto la transcribo: no justicia ni derechos humanos, no derechos históricos o autodeterminación de los pueblos. La respuesta es otra- intereses y política. Mezclada por supuesto con mucho antijudaísmo, comúnmente llamado antisemitismo en sus diferentes formas: de derecha, de izquierda e islámico.