Nuevos miembros, violadores de los derechos humanos, fueron elegidos a la Comisión de Derechos Humanos

Opinión
Tipo y tamaño de letra

Hace pocos días fueron elegidos 18 nuevos miembros para la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Entre estos países se encuentran Somalia, Eritrea, Camerún, Bahrein, Bangladesh que no exactamente respetan los derechos humanos en sus países. El hecho de que parte de estos países hayan sido acusados de graves violaciones de los derechos de opositores políticos, esclavizar a civiles o violar los derechos de las mujeres no impidió que estos países fueran elegidos por una enorme mayoría. De los 193 estados que conforman la Asamblea General de las Naciones Unidas, más de 160 apoyaron la candidatura de estos países.

Hace pocos días fueron elegidos 18 nuevos miembros para la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Entre estos países se encuentran Somalia, Eritrea, Camerún, Bahrein, Bangladesh que no exactamente respetan los derechos humanos en sus países. El hecho de que parte de estos países hayan sido acusados de graves violaciones de los derechos de opositores políticos, esclavizar a civiles o violar los derechos de las mujeres no impidió que estos países fueran elegidos por una enorme mayoría. De los 193 estados que conforman la Asamblea General de las Naciones Unidas, más de 160 apoyaron la candidatura de estos países.


El régimen gobernante en Eritrea al igual que el de Somalia es generalmente considerado como uno de los más grandes abusadores de derechos humanos en el mundo. Los eritreos que huyen de la opresión representan una gran proporción de los emigrantes que buscan refugio en Europa. Millones de personas se movilizaron para escapar de los conflictos armados u otras formas de violencia, represión política o degradación económica. Incluyeron refugiados y solicitantes de asilo, personas desplazadas dentro de su propio país y emigrantes de la región o fuera de ella. Muchos eran niños; algunos no estaban acompañados y eran especialmente vulnerables a la trata de personas, explotación y abuso sexual.
La votación introdujo a la Comisión a otros cinco países como Bahrein, Bangladesh, Camerún, Filipinas que los grupos de derechos humanos también consideran "no calificados" debido a sus abusos crónicos de los derechos humanos y su historial de voto negativo en cuestiones de derechos.
Los miembros actuales incluyen Arabia Saudita y China . Ambos han sido atacados recientemente por graves abusos, incluidos secuestros y detenciones masivas.
En Arabia Saudita a las mujeres y las niñas se les negó la misma condición que a los hombres y en la práctica fueron objeto de violencia de género, incluida la violencia sexual y los asesinatos perpetrados en nombre del "honor". Las normas de "tutela" masculina restringen la libertad de movimiento de las mujeres y el acceso a la educación superior y al empleo, y prohibían hasta hace poco a las mujeres conducir vehículos de motor.
La Comisión de Derechos Humanos cuenta con 47 miembros representantes de otros tantos países.
Human Rights Watch así como el Centro de Derechos Humanos Raul Wallenberg criticaron duramente la decisión de incorporar a estos nuevos miembros alegando que la admisión de estos a la Comisión le quita credibilidad y eficacia.
Estados Unidos abandonó la Comisión de Derechos Humanos en el mes de junio luego de que repetidamente la Comisión tomara decisiones en contra de Israel haciendo caso omiso de las violaciones de los derechos humanos del resto de los países del mundo.
En un informe de la semana pasada el jefe del Centro Raoul Wallenberg para los Derechos Humanos y ex ministro de justicia de Canadá, dijo: "Lamentablemente, cuando la propia ONU elige a los violadores de los derechos humanos como miembros de la Comisión de Derechos Humanos, se permite la misma cultura de la impunidad que se supone combate. "Las democracias del mundo deben unirse a la preservación y protección del mandato de la Comisión y no terminar cómplices de su incumplimiento".