Refugiados en el mundo luego de la 2ª. Guerra Mundial

Opinión
Tipo y tamaño de letra

Entre los años 1940 y 1950 se registraron enormes cifras de refugiados en el mundo
El final de la Segunda Guerra Mundial trajo consigo los mayores movimientos de población en la historia europea. Millones de alemanes huyeron o fueron expulsados de Europa oriental. Cientos de miles de judíos, sobrevivientes del genocidio perpetrado por los nazis, buscaron hogares seguros más allá de sus tierras natales. Y otros refugiados de todos los países del este de Europa se apresuraron a escapar de los regímenes comunistas recién instalados.

Entre los años 1940 y 1950 se registraron enormes cifras de refugiados en el mundo
El final de la Segunda Guerra Mundial trajo consigo los mayores movimientos de población en la historia europea. Millones de alemanes huyeron o fueron expulsados de Europa oriental. Cientos de miles de judíos, sobrevivientes del genocidio perpetrado por los nazis, buscaron hogares seguros más allá de sus tierras natales. Y otros refugiados de todos los países del este de Europa se apresuraron a escapar de los regímenes comunistas recién instalados.


Alemanes fueron expulsados de la mayoría de los países europeos orientales.}En Polonia, las granjas y casas de propiedad alemana fueron entregadas a los polacos. Lo mismo ocurrió con los judíos . Judíos que volvían de los campos de exterminio vieron sus propiedades en manos de polacos que no tenían ninguna intención de devolverlas.
Lo mismo ocurrió en otros países europeos como Checoslovaquia.
En Polonia y Eslovaquia estallaron pogromos en los que los judíos fueron asesinados. Más de 100.000 judíos se infiltraron en las zonas de ocupación de las potencias occidentales en Alemania y Austria. La mayoría solicitó permiso para ingresar a Palestina, pero el gobierno británico negó la entrada a todos excepto un puñado de gente. Por lo tanto, permanecieron atrapados durante años en los llamados campamentos de personas desplazadas.
Otros refugiados también estuvieron en movimiento en los primeros meses de la paz. Casi dos millones de polacos fueron transferidos obligatoriamente de las zonas del este de Polonia que habían sido anexadas por la URSS. Tomaron el lugar de los alemanes expulsados de las regiones anteriormente alemanas ahora transferidas a Polonia.
Medio millón de ucranianos, bielorrusos y otros fueron deportados de Polonia a la Unión Soviética. Cientos de miles de ucranianos, estonios, letones, lituanos, croatas y otros, temerosos de represalias por ser acusados de colaborar con distintas fracciones políticas en tiempo de guerra, huyeron hacia el oeste desde toda Europa oriental, la mayoría de ellos con la esperanza de llegar a América del Norte.
En 1948 estalló la guerra de Independencia de Israel, durante la cual parte de la población árabe de los territorios conquistados por Israel huyó del país creando así el problema de los refugiados árabes de Palestina. También los judíos que vivían en territorios conquistados por los árabes, como los habitantes judíos de la ciudad vieja de Jerusalem y Gush Etzion huyeron de sus casas y pasaron a ser también refugiados.
Judíos de países árabes se vieron obligados a abandonar sus hogares y buscar refugio en Israel.
Los cientos de miles de refugiados de la Segunda Guerra Mundial y sus secuelas, de los refugiados del sistema comunista, y otros, incluyendo a los refugiados judíos de los pogroms o de Jerusalem y Gush Etzion y de los países árabes fueron absorbidos por los países que los acogieron y el problema que ellos representaban desapareció.
Los únicos refugiados cuyo problema quedó sin solucionar fue el de los árabes de Palestina. Los países árabes a los cuales estos refugiados llegaron decidieron darles la espalda y no absorberlos como hicieron el resto de los países del mundo. Esto demuestra la falta de sentimiento de solidaridad que mostraron y muestran aún gran parte de estos países. La excusa a esta actitud fue la no aceptación de la existencia del Estado de Israel y mantener a los refugiados como tales era la excusa para obligar su regreso a su lugar de origen. Esta maniobra fue aceptada lamentablemente por la ONU que hasta hoy día mantiene a la UNWRA como instrumento de ayuda a estos refugiados . Parte de los países árabes con sus riquezas podrían haber solucionado el problema sin mayores dificultades. Más esto hubiera significado la pérdida de la principal excusa que siempre tuvieron para no aceptar la legítima existencia del Estado de Israel.