«Lágrimas secas», Jacob Drachman

Opinión
Tipo y tamaño de letra

«Lágrimas secas», es una novela de la realidad.

Una realidad increíble, pero cierta.

Una realidad que la ficción no puede imaginar.

«Lágrimas secas», es una novela de la realidad.

Una realidad increíble, pero cierta.

Una realidad que la ficción no puede imaginar.

La infancia que se quiebra violentamente, por las garras de la bestia y un niño que sobrevive día a día a la maquinaria psicópata de la industria de la muerte.

Despojos y retazos de seres humanos que retratados por Jacob Drachman, dignifican a aquellas víctimas de la sinrazón, la intolerancia, el fanatismo.

Jacob Drachmam, vive en Israel y ha cumplido la promesa de aquellos que ya no están. El rezo del abuelo Hershl: «el año próximo en Jerusalén»; las historias del rabí Itzjak sobre la Patria que soñaba, que les anunciaba mientras deliraba por el hambre; y de aquel judío transparente que desde la arena helada de Stutthof, le hizo prometer que vería por él, con sus ojos, la Tierra prometida.

?Lágrimas secas es el testimonio de quien fuera un niño, que al sobrevivir, ha derrotado a Hitler.

?Sobre el autor:?

Jacob Drachman, nació en Lodz, Polonia 1935.

Yo a los nueve años de edad debía cumplir con el sueño alemán: ser eliminado de este mundo (y de qué manera), para la grandeza del Reich.

Algo les falló. ¡Quedé vivo! ¡Logré sobrevivir! ¡Los vencí! Toda esa máquina perfecta, criminal, con la cual colaboraron tantos otros, para destruírme a mí y a los míos, tuvo un desperfecto. A pesar de que no hubo quién me tendiera una mano. No hubo quién me socorriera. No hubo quién me defendiera cuando me encontré de pronto, frente a los ojos calculadores y fríos de Josef Mengele junto al tren en el andén de Auschwitz II-Birkenau, con mis nueve años de edad y mis veinte kilos de peso. ¡Tengo el deber de contarlo! ¡Tengo que gritarlo! Debo hacerlo en nombre de todos mis seres queridos.