Intensa y exitosa actividad de la Agencia Judía para Israel en cuanto a la aliá y la educación judía

Actualidad
Tipo y tamaño de letra

tongadol.- Revital Poleg (foto) inicia su tercero y, en principio, último año como representante general de la Agencia Judía en Brasil, con sede en San Pablo, y desde ese cargo tiene una mirada privilegiada sobre su tarea y la actualidad de la comunidad judía de ese país, que compartió en esta entrevista con la Agencia Judía de Noticias (AJN).

tongadol.- Revital Poleg (foto) inicia su tercero y, en principio, último año como representante general de la Agencia Judía en Brasil, con sede en San Pablo, y desde ese cargo tiene una mirada privilegiada sobre su tarea y la actualidad de la comunidad judía de ese país, que compartió en esta entrevista con la Agencia Judía de Noticias (AJN).

P- ¿Cuántos judíos hay en Brasil?

RP- Hablamos de entre 115.000 y 120.000, aproximadamente la mitad de ellos en San Pablo y la mayoría del resto en Río de Janeiro y Porto Alegre.

P- La aliá de Brasil aumentó un 70 por ciento, ¿en cuánto tiempo se logró eso?

RP- Luego de un año y medio de trabajo, y creemos que en 2015 será mayor porque las personas interesadas son muchas más. Israel siempre es una opción para los judíos, y ello no se debe solo a un aspecto ideológico, sino a diversos motivos: por ejemplo, muchos son jóvenes, solos o en familia, que quieren ir a estudiar porque la educación superior allí es muy buena, y otros porque quieren comenzar una nueva forma de vida, pero no por antisemitismo. Esto no quiere decir que no haya hechos antisemitas en Brasil, sino que no podemos decir que sea un problema. Hasta hace un año y medio, la cantidad anual de olim era más o menos similar y luego comenzó el aumento, pero no podemos decir que esta onda permanecerá los próximos 5 años.

P- ¿Cómo se compone el perfil de los olim de Brasil: edad, nivel socioeconómico, procedencia, etc.?

RP- Lo interesante es que el crecimiento es general, no solo de San Pablo o Río. Este porcentaje también lo tenemos en Belem y otros lugares. La mayoría, un 60 a 65 por ciento, son jóvenes hasta 45 años, solos o con niños en edad escolar. El nivel socioeconómico es variado. Somos muy cuidadosos con los números y los detalles.

P- ¿Se implementaron nuevos programas de aliá, especiales para Brasil, o el aumento es consecuencia de tener las oficinas abiertas?

RP- Hubo alguna variación en los programas, pero no hicimos algo diferente al resto del mundo. Es consecuencia del trabajo que hacemos siempre, pero la gente nos busca más.

P- ¿Qué está realizando la Agencia Judía en Brasil en el área de la educación?

RP- Estamos haciendo mucho, trabajando en todo lo que tiene que ver con educación judía hacia los jóvenes hasta 30-35 años, con programas como Masá. Tenemos shlijim para las tnuot noar (movimientos juveniles) y trabajamos mucho con ellos, organizando actividades en todo el país; por ejemplo, seminarios para líderes y de educación judía. También lo hacemos con las comunidades más alejadas, divulgando material, con las escuelas, etc. Tenemos proyectos innovadores, como una escuela para madrijim online para jóvenes que viven en ciudades alejadas y no pueden aprovechar los programas que instrumentamos en San Pablo, Río y Porto Alegre; un programa destinado a conocer la agenda política israelí y su sistema democrático en los grupos juveniles y las escuelas; y una lista muy interesante que estamos renovando todo el tiempo, tratando de conocer las necesidades y llegar a los lugares que todavía no llegamos. En esto, todos los shlijim trabajan conmigo en equipo.

P- ¿Cuántas comunidades, movimientos juveniles, instituciones educativas, etc. hay en todo Brasil?

RP- Hay 14 federaciones y 24 ciudades. En todo Brasil activan diversos movimientos juveniles: Habonim Dror, Hashomer Hatzair, Jazit Hanoar, Betar, Noam, Bnei Akiva, etc. Creo que, en total, tenemos 4.000 jóvenes en las tnuot noar: janijim, peilim y madrijim hasta los 22-23 años. Hay entre 12 y 15 colegios judíos con escolaridad hasta el secundario, 4 ó 5 solo primarias y también ieshivot. También hay muchas escuelas no formales en todas las kehilot alejadas, que no tienen gente como para tener colegios, en las cuales hay unos 8.000 alumnos. Cada kehilá tiene una institución sociodeportiva, no tan grande como la Hebraica de San Pablo o Porto Alegre, pero hasta en Belo Horizonte y Manaos tienen una Hebraica.

P- ¿Cómo ves la situación de la comunidad judía de Brasil respecto de la aliá y la educación judía en los próximos años, a corto plazo o más allá?

RP- Quiero felicitar a la Kehilá de Brasil porque decidió una iniciativa excelente: enfocarse en la educación judaica. Hace unos meses realizamos un curso para todas las escuelas judías de Brasil, estamos trabajando en temas estratégicos de educación y vamos a continuar con este proceso, lo cual dará un empuje muy importante. En general, el contacto de la Kehilá con Israel es muy bueno, con jóvenes que participan en Masá, delegaciones de dirigentes o representantes de las kehilot que viajan a Israel, y creo que si continuamos por este camino, todo va mejorar.