Reunión de alto nivel entre Arabia Saudita e Israel contra el acuerdo con Irán

Actualidad
Tipo y tamaño de letra

En la agenda, el acuerdo inminente entre las potencias mundiales e Irán sobre su programa nuclear.

Gold, se reunirá con el comandante Dr. Anwar Ashki en el Consejo de Relaciones Exteriores, con sede en Washington, para discutir el interés mutuo de Israel y Arabia Saudita en el bloqueo de un Irán nuclear.

En la agenda, el acuerdo inminente entre las potencias mundiales e Irán sobre su programa nuclear.

Gold, se reunirá con el comandante Dr. Anwar Ashki en el Consejo de Relaciones Exteriores, con sede en Washington, para discutir el interés mutuo de Israel y Arabia Saudita en el bloqueo de un Irán nuclear.

Gold, cercano al primer ministro, Benjamin Netanyahu, y veterano estudioso del Oriente Medio, ha estado llevando a cabo contactos con el instituto de Arabia encabezado por Ashki durante el último año. Su buena relación de trabajo con los saudíes y otros Estados del Golfo es una de las razones por las que Netanyahu lo nombró para el cargo de jefe de la diplomacia de Israel, que estará asumiendo pronto.

Netanyahu ha estado promoviendo los vínculos y la cooperación con los estados sunitas moderados en la región, entre ellos Arabia Saudita, como un baluarte contra la expansión iraní y chií en la región.

Ashki, de 72 años, ha asumido diversos cargos en Arabia Saudita y actualmente es el director del Centro de Investigación Estratégica en Jeddah. Él está estrechamente relacionado con la familia real y es un defensor de la Iniciativa de Paz Árabe de 2002. Esa propuesta proponía la normalización de las relaciones entre Israel y los miembros de la Liga Árabe a cambio de una retirada israelí de las áreas que capturó en la guerra de 1967, y una "solución justa" a la cuestión de los refugiados palestinos que se "acordaría" por las partes.

El mes pasado, dijo en una entrevista con el diario de circulación masiva Yediot Ahronot que "es muy importante que se informe a Netanyahu y sus ministros y al público israelí, de que un plan de paz sólo espera su aprobación."

Israel no ha respondido formalmente a la iniciativa, pero Netanyahu dijo a la prensa la semana pasada que él ve en ella algunos elementos valiosos.

Netanyahu reconoció la iniciativa, diciendo que está pesando sus principios generales, aunque muchos de los datos se han ido desactualizando.