La estación Pasteur pasa a llamarse Pasteur-AMIA

Actualidad
Tipo y tamaño de letra

La ley fue aprobada por 49 votos positivos, ninguno negativo y ninguna abstención. Cristian Ritondo, autor del proyecto y vicepresidente primero de la Legislatura Porteña, señaló: "La estación Pasteur es un símbolo indisoluble del barrio de Once en general y de lo sucedido el 18 de julio de 1994 en la sede de la AMIA. Para mantener viva esa memoria y como símbolo de la búsqueda de verdad y justicia es que se solicita el agregado del nombre AMIA a la estación Pasteur".

La ley fue aprobada por 49 votos positivos, ninguno negativo y ninguna abstención. Cristian Ritondo, autor del proyecto y vicepresidente primero de la Legislatura Porteña, señaló: "La estación Pasteur es un símbolo indisoluble del barrio de Once en general y de lo sucedido el 18 de julio de 1994 en la sede de la AMIA. Para mantener viva esa memoria y como símbolo de la búsqueda de verdad y justicia es que se solicita el agregado del nombre AMIA a la estación Pasteur".

Además, el legislador macrista agregó que éste "será un espacio para la memoria, constantemente presente en la vida de los millones de ciudadanos que circulan a diario por dicha estación".

Si bien la iniciativa fue aprobada por unanimidad, los legisladores María Rachid (Frente para la Victoria) y Pablo Ferreyra (Seamos Libres) consideraron que la denominación debería haber incluido "algo más que tenga que ver con un homenaje a las víctimas", además de la palabra "AMIA".
La línea B de subtes recorre la Avenida Corrientes: comienza en Leandro N. Alem, en el microcentro, y termina en la estacón Juan Manuel de Rosas, en el barrio de Villa Urquiza.