Se registró un número récord en el alistamiento de mujeres religiosas al ejército israelí en el 2014

Actualidad
Tipo y tamaño de letra

Itongadol/AJN.- Se registró un número récord en el alistamiento de mujeres ortodoxas graduadas de colegios estatales religiosos a la Fuerza de Defensa de Israel en el 2014. El aumento de los números, un 13% más que el año anterior, ocurre mientras rabinos de la comunidad nacional ortodoxa del país se oponen, los cuales generalmente incentivan a las mujeres jóvenes de la comunidad a ser voluntarias del servicio civil en vez de del ejército.

Itongadol/AJN.- Se registró un número récord en el alistamiento de mujeres ortodoxas graduadas de colegios estatales religiosos a la Fuerza de Defensa de Israel en el 2014. El aumento de los números, un 13% más que el año anterior, ocurre mientras rabinos de la comunidad nacional ortodoxa del país se oponen, los cuales generalmente incentivan a las mujeres jóvenes de la comunidad a ser voluntarias del servicio civil en vez de del ejército.

El aumento de presencia ortodoxa femenina allí, apoyada por el Directorado de Mano de Obra de la FDI, el consejero del jefe de personal sobre asuntos de mujeres y Aluma, un grupo que asiste a mujeres religiosas en las FDI, puede verse en cifras de todo tipo. Según éstas, hubo un aumento del 30% en la cantidad de oficiales ortodoxas y una suba del 71% en las que se anotaron en unidades relacionadas con el combate.

En octubre, la capitana Tamar Ariel, navegador de la Fuerza Aérea de Israel, murió en una avalancha en Nepal. Ella estaba activa en los seminarios de Aluma y se había convertido en un objeto de admiración para muchas soldados ortodoxas.

Hasta hace unos años, el servicio del ejército era considerado una opción legítima para las mujeres jóvenes religiosas, especialmente para el movimiento de kibutz y algunos secundarios urbanos. Hoy en día, aunque la mayoría de las instituciones ortodoxas se oponen oficialmente en contra del alistamiento de sus graduadas, la tendencia se está expandiendo. Mientras que en el 2013 las mujeres religiosas que se sumaron al ejército provinieron de 213 secundarios y ulpanas (instituciones de educación superior religiosa), en el 2014 esa cifra subió a 289, un aumento del 36% en un año.

Según la FDI, un total de 3.810 solados mujeres ortodoxas que son graduadas del sistema religioso estatal están actualmente sirviendo al ejército, informó el medio israelí Haaretz.