Alemania se 'responsabiliza' de Segunda Guerra Mundial

Actualidad
Tipo y tamaño de letra

El ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, recordó el final de la batalla de Berlín hace 70 años, preludio de la capitulación sin condiciones de Alemania, e insistió en la «responsabilidad» de su país.

El ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, recordó el final de la batalla de Berlín hace 70 años, preludio de la capitulación sin condiciones de Alemania, e insistió en la «responsabilidad» de su país.

«Nos suele asaltar - quizá más que a cualquiera - la responsabilidad de mantener un orden internacional. Un orden que garantice la paz», declaró Steinmeier en la Cámara de Representantes de Berlín y luego calificó de «liberación» la rendición del 2 de mayo de 1945 de la guarnición berlinesa ante el Ejército Rojo.

«Este orden se encuentra bajo presión en este mundo lleno de conflictos y contradicciones, un mundo que en estos meses parece haber descarrilado», advirtió.

«Me llena de humildad y agradecimiento que en un día como hoy los alemanes no estemos solos en nuestros recuerdos, sino que podamos conmemorar junto a los que entonces eran enemigos de Guerra», señaló Steinmeier.

El ministro aludió a socios como Estados Unidos, Rusia y Polonia y aseguró que Alemania no soltará nunca más la mano que estos países le extendieron.

Steinmeier destacó de manera especial la amistad entre Alemania y el Estado de Israel, «casi un milagro después de los crímenes sin precedentes de la Shoá».

El jefe de la diplomacia alemana aludió asimismo al histórico discurso en 1985 con motivo del 40 aniversario de la derrota nazi de Richard von Weizsäcker, en el que el entonces presidente germano calificó de «día de la liberación» la capitulación de Alemania en la Segunda Guerra Mundial.

«Pero esta liberación de la que habló Weizsäcker no fue sólo la liberación de algo - de la dictadura nacionalsocialista -, sino que fue al mismo tiempo una liberación hacia algo», destacó.

«Al ser liberada del racismo y de la dictadura nacionalsocialista, del camino equivocado más oscuro de la historia de Alemania, el país se abría paso hacia más luz, lo que implica estar alerta y comprometerse a favor de aquellos principios humanos y políticos que Alemania profanó de forma tan inaudita», agregó.

«Esta tarea incumbe particularmente a Alemania, cuyo nacionalismo desenfrenado hundió al pueblo judío en particular y al mundo en general en el caos, y que después fue reintegrada, prudente y progresivamente, en el orden pacífico europeo e internacional», dijo.

Para Steinmeier, «el 'Nunca más' significa también, para nosotros los alemanes, '¡Nunca más solos!' e implica una política exterior orientada hacia la comprensión entre los pueblos, la búsqueda de soluciones políticas a los conflictos y la conservación de estructuras de mantenimiento de la paz», indicó el ministro.

Aplastadas por los soviéticos en la batalla de Berlín, las fuerzas alemanas firmaron su rendición el 2 de mayo de 1945, dos días después del suicidio de Adolfo Hitler en su búnker.

El 8 de mayo de 1945, fecha oficial del final de la Segunda Guerra Mundial, Alemania capituló sin condiciones ante los aliados.

Por su parte, la canciller alemana, Ángela Merkel, también subrayó la «responsabilidad particular» de Alemania por los crímenes del Tercer Reich, y la necesidad de transmitir «la historia del nacionalsocialismo, de los campos de concentración, de la persecución de las minorías y de los opositores, y del Holocausto»