Reporte: "EEUU mejora sus bombas anti bunker por si fracasa la negociación con Irán”

Actualidad
Tipo y tamaño de letra

Un alto oficial estadounidense le dijo al diario Wall Street Journal que Washington está perfeccionando su arsenal de bombas anti búnker para el caso en que las conversaciones con Irán fracasaran, y se tomara la decisión de atacar sus instalaciones nucleares que están fuertemente fortificadas.

"El Pentágono (Ministerio de Defensa norteamericano) continúa focalizado en suministrar las opciones militares sobre Irán si fuese necesario", apuntó al periódico, el oficial que prefirió permanecer en el anonimato. "No nos hemos quedado dormidos en los laureles".

Según el rotativo, el Pentágono ha estado tratando de mejorar la capacidad de sus bombas anti búnker desde hace algún tiempo. La última prueba fue realizada a mediados de enero, antes de la última ronda de negociaciones con Irán. Una poderosa bomba anti bunker fue dejada caer en un sitio no revelado por un bombardero B-2, que despegó de la base de la Fuerza Aérea Whiteman, en Missouri.

Según los reportes de
2012, el Pentágono había concluido que las bombas anti bunker de 30 mil libras (aproximadamente 13 toneladas) no eran suficientemente poderosas como para destruir las instalaciones subterráneas de la República Islámica y ordenó tomar medidas para mejorar el diseño de este tipo de artefactos y sus sistemas de orientación y control.

Las últimas pruebas muestran, según el reporte, que cuando se lanza la bomba –una detrás de la otra- existe ahora una mayor capacidad para penetrar las instalaciones nucleares de Irán o de Corea del Norte.

Para destruir o inhabilitar las instalaciones subterráneas, el Pentágono concibe lanzar dos o más bombas anti bunker contra el mismo punto de impacto, en una secuencia, con el fin de ampliar el poder destructivo del arma, señalaron oficiales estadounidenses al diario.

También se ha mejorado el sistema electrónico de orientación y control para aumentar la precisión y evitar una eventual interferencia iraní. La interferencia electrónica suele ser usado por el sistema defensivo para desviar una bomba de su objetivo.

Un alto oficial estadounidense le dijo al diario Wall Street Journal que Washington está perfeccionando su arsenal de bombas anti búnker para el caso en que las conversaciones con Irán fracasaran, y se tomara la decisión de atacar sus instalaciones nucleares que están fuertemente fortificadas.

"El Pentágono (Ministerio de Defensa norteamericano) continúa focalizado en suministrar las opciones militares sobre Irán si fuese necesario", apuntó al periódico, el oficial que prefirió permanecer en el anonimato. "No nos hemos quedado dormidos en los laureles".

Según el rotativo, el Pentágono ha estado tratando de mejorar la capacidad de sus bombas anti búnker desde hace algún tiempo. La última prueba fue realizada a mediados de enero, antes de la última ronda de negociaciones con Irán. Una poderosa bomba anti bunker fue dejada caer en un sitio no revelado por un bombardero B-2, que despegó de la base de la Fuerza Aérea Whiteman, en Missouri.

Según los reportes de
2012, el Pentágono había concluido que las bombas anti bunker de 30 mil libras (aproximadamente 13 toneladas) no eran suficientemente poderosas como para destruir las instalaciones subterráneas de la República Islámica y ordenó tomar medidas para mejorar el diseño de este tipo de artefactos y sus sistemas de orientación y control.

Las últimas pruebas muestran, según el reporte, que cuando se lanza la bomba –una detrás de la otra- existe ahora una mayor capacidad para penetrar las instalaciones nucleares de Irán o de Corea del Norte.

Para destruir o inhabilitar las instalaciones subterráneas, el Pentágono concibe lanzar dos o más bombas anti bunker contra el mismo punto de impacto, en una secuencia, con el fin de ampliar el poder destructivo del arma, señalaron oficiales estadounidenses al diario.

También se ha mejorado el sistema electrónico de orientación y control para aumentar la precisión y evitar una eventual interferencia iraní. La interferencia electrónica suele ser usado por el sistema defensivo para desviar una bomba de su objetivo.