"Hay miedo, porque se hacen esfuerzos pero no hay mucha solución"

Actualidad
Tipo y tamaño de letra

'Sí, yo soy Charlie'. Pero, ¿y el 'Yo soy judío?' Es la pregunta que han lanzado varias asociaciones judías de Francia, que critican la condena masiva a la matanza de Charlie Hebdo deje en cierta manera de lado a la comunidad judía, afectada con cuatro muertes en la misma tanda de ataques. Una indignación que se une al miedo en la comunidad judía francesa. Algo que podría llevar a miles de ellos a salir del país y marchar a Israel. Según informa el New York Times, los recientes ataques islamistas a Charlie Hebdo y a un supermercado kosher han instigado el miedo en una comunidad ya acechada por el antisemitismo. El viernes, mientras en porte de Vincennes el secuestro de un supermercado judío mantenía en vilo al mundo, las calles de Le Marais, el barrio judío de París, quedaban silenciosas, con comercios cerrados y apenas viandantes por sus calles. 

'Sí, yo soy Charlie'. Pero, ¿y el 'Yo soy judío?' Es la pregunta que han lanzado varias asociaciones judías de Francia, que critican la condena masiva a la matanza de Charlie Hebdo deje en cierta manera de lado a la comunidad judía, afectada con cuatro muertes en la misma tanda de ataques. Una indignación que se une al miedo en la comunidad judía francesa. Algo que podría llevar a miles de ellos a salir del país y marchar a Israel. Según informa el New York Times, los recientes ataques islamistas a Charlie Hebdo y a un supermercado kosher han instigado el miedo en una comunidad ya acechada por el antisemitismo. El viernes, mientras en porte de Vincennes el secuestro de un supermercado judío mantenía en vilo al mundo, las calles de Le Marais, el barrio judío de París, quedaban silenciosas, con comercios cerrados y apenas viandantes por sus calles. 

Los cuatro rehenes asesinados durante ese ataque serán enterrados en Israel. La razón, según explicó Serge Cwajgenbaum, secretario general del Congreso Judío Europeo, es que hay temores a que sus tumbas fueran profanadas en Francia.

Un miedo que se respira en el ambiente y que está haciendo que muchos de los habitantes judíos del país estén sopesando marchar a Israel. "Aquí es la guerra", aseguraba al diario americano Jacqueline Cohen, ciudadana francesa y judía, "después de lo que ha pasado, nos sentimos más seguros en el centro de Tel Aviv que aquí, en el corazón de París".

"En Israel, hay una cúpula de hierro para protegernos", añadió, "aquí nos sentimos vulnerables y expuestos. Tenemos miedo de mandar a nuestros hijos al colegio". El gobierno francés desplegó este lunes a decenas de miles de miembros del ejército y agentes de policía para proteger 'puntos sensibles' de la nación. Entre ellos, los alrededor de 700 colegios judíos y lugares de culto que hay en el país.

Según la Agencia Judía para Israel, grupo que coordina la migración al país, Francia es el país que más movimiento está registrando, con predicciones de que alrededor de 50.000 judíos abandonarán Europa para volver a Israel en los próximos años. En 2014 lo hicieron 7.000. El país acoge a la población más grande de judíos de Europa, con alrededor de medio millón y la tercera más grande del mundo, por detrás de EEUU e Israel.

"Hay miedo y temor, porque los judíos ven que se hacen esfuerzos pero no hay mucha solución, a no ser que Francia decida cambiar y deje de ser una república libre", opina Avi Zana, director de AMI, organización que colabora en la integración de los judíos franceses en Israel.

Unos 7.000 de ellos se radicaron en el Estado judío el año pasado, el mayor dato de la historia, y se espera que este año su número alcance los 10.000, vaticina Zana. Zana asegura que "los francoisraelíes están en shock (...) ha sido la gota que ha colmado el vaso". "Prevemos que el número de judíos vaya a aumentar", explica, al presionar cada vez más los francojudíos en Israel a sus familias residentes todavía en Francia.

 "Ha habido una subida acusada del antisemitismo en los últimos años. Sucede en las calles, en las tiendas y en las escuelas, y en Francia la comunidad judía tiene la sensación de que a nadie le importa, eso es lo que dicen", explica Israel Aiache, de 33 años y director de una agencia de publicidad en internet.

Natural de Toulouse, donde se educó en la misma escuela judía, "Otzar Hatorá", que en marzo de 2012 fue blanco de otro ataque de tinte yihadista en el que murieron un profesor y tres niños, Aiache reside desde hace ocho años en Jerusalén y acusa la preocupación que sienten sus compatriotas franceses.

Ante la posible emigración 'en masa' y para apaciguar los miedos en el sector, los líderes franceses se han apresurado a calmar las tensiones, mandando mensajes de apoyo. "Francia sin judíos no es Francia", aseguraba Manuel Valls el sábado. El domingo, Hollande visitaba, junto al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, la Gran Sinagoga de París.

Netanyahu aseguraba sin embargo, que acogería "con brazos abiertos" a todos los judíos que quieran volver a su país.  Este martes, en el funeral por los rehenes muertos en el secuestro del supermercado kosher de París, jefe del Estado israelí, Reuvén Rivlin destacó que los judíos no deben emigrar a Israel "desde el dolor, porque la Tierra de Israel es una tierra de elección y hay que elegirla por amor".

El jefe del Ejecutivo israelí ha llamado en repetidas ocasiones a los judíos franceses a emigrar a su país, declaraciones que han sentado mal en el Elíseo al ser interpretadas como una crítica a la capacidad y voluntad de Francia de proteger a esa minoría.

Con todo, una vez en territorio francés, Netanyahu proclamó el derecho de los judíos a "vivir en seguridad en el lugar que elijan", y "particularmente en Francia".

http://www.teinteresa.es/mundo/miedo-hacen-esfuerzos-mucha-solucion_0_1284472040.html?utm_source=TIN+-+Kit+buenos+d%C3%ADas&utm_campaign=bb6ab50ad8-tin14012015&utm_medium=email&utm_term=0_018aba1286-bb6ab50ad8-159206229