Hollande homenajea a las víctimas en la gran sinagoga de París con Netanyahu

Actualidad
Tipo y tamaño de letra

París, (Efe).- El presidente de Francia, François Hollande, participó este domingo en una ceremonia celebrada en la gran sinagoga de París en recuerdo de las víctimas de los atentados yihadistas registrados esta semana en el país. El jefe de Estado francés llegó a la sinagoga acompañado del primer ministro, Manuel Valls, y del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, todos ellos recibidos entre aplausos.

París, (Efe).- El presidente de Francia, François Hollande, participó este domingo en una ceremonia celebrada en la gran sinagoga de París en recuerdo de las víctimas de los atentados yihadistas registrados esta semana en el país. El jefe de Estado francés llegó a la sinagoga acompañado del primer ministro, Manuel Valls, y del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, todos ellos recibidos entre aplausos.

Los tres habían participado horas antes, junto a cerca de medio centenar de jefes de Estado y de Gobierno y más de un millón de personas, en una histórica manifestación que reivindicó en París la libertad de expresión y condenó el extremismo terrorista.

Diecisiete velas, una por cada fallecido, fueron alumbradas en el interior del templo, en el que según el diario Le Figaro había cerca de 5.000 personas.

Doce de las víctimas fallecieron en el ataque el miércoles contra la revista "Charlie Hebdo", a las que se sumaron la policía municipal asesinada el jueves en París y las cuatro personas de confesión judía que murieron en una de las dos tomas de rehenes del jueves, en las que fueron abatidos los tres secuestradores.

El diario Yediot Aharonot informó de que los restos de esas cuatro últimas víctimas, Yohan Cohen, Philippe Barham, Yoav Hattab y François-Michel Saada, que murieron en el supermercado de productos judíos, serán trasladados a Israel y sepultados el martes en una ceremonia oficial.

Cohen, de 23 años y descrito por sus amigos como alguien que jamás se enfadaba, trabajaba en el "Hyper Cacher" desde hace un año y compaginaba ese trabajo con sus estudios, recuerda Le Nouvel Observateur en su edición digital.

Las otras tres víctimas eran clientes que fueron sorprendidos en el local en el momento del ataque.

Braham, de unos cuarenta años de edad y comercial en una empresa de consultoría informática; Hattab, de 22 años e hijo del gran rabino de Túnez, y Saada, jubilado de unos sesenta años y padre de dos hijos que viven en Israel.

Agradecimiento de Netanyahu 

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se dirigió a la comunidad judía francesa en la Gran Sinagoga de París, donde agradeció al presidente francés, François Hollande, y a su jefe de Gobierno, Manuel Valls, su firmeza frente al antisemitismo. En su alocución, Netanyahu agradeció especialmente a un empleado musulmán del supermercado judío "Hyper Cacher", Lassana Bathily, la ayuda que prestó a varios clientes para salvarlos en el asalto perpetrado por el yihadista Amdey Coulibaly, en el que murieron cuatro personas.

Según Netanyahu, el "enemigo del mundo" no es el islam, sino el islam radical, y citó entre los defensores de este último al Estado Islámico y Al Qaeda, pero también a otros grupos como Hamas o Hizbulah. "Israel y Europa deben defenderse el uno al otro en la lucha contra los radicales", señaló el primer ministro israelí, y aseguró que su país ya ha hecho esto con Europa, por lo que es el turno europeo de hacer lo mismo de forma recíproca. Además, insistió en que los judíos franceses "tienen derecho a vivir donde quieran", aunque puntualizó que "preferentemente en Francia".
Netanyahu enmendaba ligeramente así sus palabras de ayer, que fueron replicadas por Valls, en las que invitaba a todos los judíos de Francia a trasladarse a Israel si deseaban encontrarse más seguros.

Cientos de judíos franceses se interesan por la emigración a Israel 

Cientos de judíos franceses se han interesado por la posibilidad de emigrar a Israel en un evento que la Agencia Judía inauguró en París y que había sido convocado antes de la cadena de atentados de esta semana. El acto se ha celebrado bajo estrictas medidas de seguridad en el centro de París, informó en un comunicado la Agencia Judía, la organización israelí encargada de las relaciones con la diáspora.  "La Agencia abraza a la comunidad judía francesa en este difícil momento y le extiende su pleno apoyo mediante medidas de seguridad (...) por toda Francia", dijo el presidente de ese organismo, Natan Sharansky, que se desplazó hoy a París acompañando al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Netanyahu ha exhortado a la comunidad judía francesa a ver en Israel su "hogar" y no sólo el lugar "al que dirigen sus rezos". La Agencia Judía aseguró en ese sentido que incrementará sus esfuerzos para asistir a cualquiera que quiera emigrar a Israel y que ayudará en el posterior proceso de integración en la sociedad israelí.

Según los datos de ese organismo, unos 7.000 judíos franceses se establecieron en Israel en 2014, más que los de cualquier otro país y el doble que el año que le precedió. En 2012 fueron sólo unos 1.900. La emigración de miembros de esta comunidad se intensificó a partir de principios de 2012, cuando cuatro judíos murieron en un atentado a una escuela de la ciudad de Toulouse (sur de Francia) y se incrementaron los ataques de carácter antisemita en todo el territorio francés.  "Mejorar la seguridad de los judíos en Francia pasa por su emigración a Israel", dijo desde París el ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman.

Con unos 600.000 miembros, la de Francia es la comunidad judía más numerosa de toda Europa y la tercera del mundo, detrás de las de EE.UU. e Israel, con más de seis millones cada una. La Agencia Judía prevé que el número de emigrantes crezca hasta los 10.000 en 2015 y ha intensificado sus programas y planes para esta comunidad.

Por su parte, el secretario de uno de los movimientos de kibutz (granjas colectivas) de Israel, Eitan Broshi, declaró a la radio pública que su organización se prepara para recibir de forma inmediata a un centenar de judíos franceses y a más en el futuro.

Los atentados de esta semana han caído como un jarro de agua fría en la comunidad de emigrantes franceses de Israel, que se concentran sobre todo en las ciudades de Jerusalén, Natania y Ashdod. En la primera de ellas se celebró hoy un acto de solidaridad con Francia encabezado por el alcalde de la ciudad, Nir Barkat, en la que los participantes portaban carteles con el eslogan de "Israel es Charlie".



Leer más: http://www.lavanguardia.com/politica/20150111/54423236240/hollande-homenajea-a-las-victimas-en-la-gran-sinagoga-de-paris.html#ixzz3OaSGSWsA