La centroizquierda de Israel aventaja al Likud en intención de voto

Yitzjak Herzog y Tzipi Livni.  La pareja del año
Actualidad
Tipo y tamaño de letra

Descripción foto: Yitzjak Herzog y Tzipi Livni. La pareja del año

La coalición de los partidos Laborismo y de centro Hatnuá, dirigidos por Yitzjak Herzog y Tzipi Livni, respectivamente, adelanta al Likud en la intención de voto de cara al próximo 17 de marzo, aunque sus posibilidades de gobernar siguen siendo bajas, según la última encuesta.

Descripción foto: Yitzjak Herzog y Tzipi Livni. La pareja del año

La coalición de los partidos Laborismo y de centro Hatnuá, dirigidos por Yitzjak Herzog y Tzipi Livni, respectivamente, adelanta al Likud en la intención de voto de cara al próximo 17 de marzo, aunque sus posibilidades de gobernar siguen siendo bajas, según la última encuesta.

Del estudio, realizado a petición de la emisora pública la "Voz de Israel" (Kol Israel), se desprende de que esta coalición será la más numerosa en los comicios con 24 escaños, seguido del Likud del primer ministro Biniamín Netanyahu, con 23, y el partido religioso nacional Habait Haiehudí (Hogar Judío), con 16.

Muy por detrás se situarían el resto de las formaciones, lo que apunta a un nuevo Parlamento (Knéset) fragmentado y casi ingobernable.

Obtendrían 9 diputados, Yesh Atid, del ministro de Finanzas, Yair Lapid, y la nueva formación del derechista moderado Moshé Kajlón, Kulanu ("Todos nosotros").

Siete escaños ganarían las formaciones Israel Beitenu, del ministro de Exteriores, Avigdor

Lieberman, los ultra ortodoxos sefardí Shas y askenazi Judaísmo Unido de la Torá, y el pacifista Meretz.

Las tres o cuatro formaciones árabes oscilarían cada una entre cinco y seis diputados, pero siempre que decidan presentarse en coalición.

Del fragmentado mapa político que quedaría, según el sondeo, se desprende asimismo que sólo Netanyahu tendría posibilidades reales de gobernar por cuarta vez, dado que para que Herzog y Livni lo hagan deberán sentar juntos a formaciones demasiado dispares del campo nacionalista, la ultra ortodoxia y la izquierda pacifista.

Así parece preferirlo también el electorado ya que, según una consulta separada de la encuesta, un 43 por ciento prefiere que el actual primer ministro siga al frente de la coalición que gobierne Israel, y un 41 que lo haga el frente Herzog-Livni, que se rotarían en el gobierno dos años cada uno.

La ley electoral concede la formación del Ejecutivo al candidato con mejores posibilidades de armar una coalición parlamentaria mayoritaria, y no a la formación más votada. EFE

http://www.mensuarioidentidad.com.uy/israel-y-medio-oriente/israel-en-profundidad/la-centroizquierda-de-israel-aventaja-al-likud-en-intencion-de-voto