Exhibición internacional de armas en Tel Aviv

Actualidad
Tipo y tamaño de letra

Una vez cada dos años se lleva a cabo en París el Salón Internacional de la Aeronáutica y el Espacio donde empresas y clientes potenciales de numerosos países del mundo se encuentran para conocer y concretar negocios de índole civil y militar. Israel es activo participante de este Salón.

Una vez cada dos años se lleva a cabo en París el Salón Internacional de la Aeronáutica y el Espacio donde empresas y clientes potenciales de numerosos países del mundo se encuentran para conocer y concretar negocios de índole civil y militar. Israel es activo participante de este Salón.
En la primera semana de junio se encontraron empresas y clientes potenciales de varios países del planeta en Tel Aviv en la Exhibición Internacional de armas. Fue esta la décima feria comercial en el campo de defensa y seguridad nacional.
La exposición presentó productos de seguridad en los campos de armas, defensa, guerra cibernética, tratamiento de armas químicas y desarrollos en otras áreas.
La exhibición se llevó a cabo en el mismo lugar donde varias semanas antes se realizó el certamen de la canción Eurovisión.
En vez de cantantes esta vez participaron ejecutivos de 300 empresas y representantes de las fuerzas de defensa de diferentes países.
En esta exposición de armas que duró tres días se vendieron desde submarinos hasta armas cibernéticas. Se ofrecieron desde robots para eliminar bombas peligrosas y sistemas de disparos precisos desde vehículos en movimiento. Este sistema de la compañía americana TAR llamado Talon es un sistema móvil diseñado para permitir a los combatientes disparar con precisión desde vehículos y embarcaciones. El sistema, que pesa unos 19 kilogramos es eficaz en la búsqueda de escuadrones de terror y tiene la habilidad de lograr el objetivo incluso a 300 metros de distancia.
La capacidad de disparo de precisión es posible gracias a los estabilizadores con autocorrección. Los organismos de seguridad en Israel están actualmente examinando el sistema e incluso han recibido una demostración de la compañía.
La empresa alemana TELEROB presentó en la exposición el primer robot de su tipo en el mundo, como resultado de la cooperación entre Alemania e Israel para tratar con bombas biológicas. El robot, llamado CNRB, se define como un robot capaz de detectar materiales peligrosos y lograr neutralizar a control remoto "bombas sucias". Esto se debe a una amplia gama de sensores para detectar e identificar agentes químicos y biológicos, que permiten la detección remota y la neutralización de amenazas.
Los operadores de robots pueden estar a 300 metros de distancia mientras manejan una bomba, lo que reduce significativamente el riesgo para los combatientes. La compañía que desarrolla el robot afirma que es capaz de operar en varios escenarios, como pasajes estrechos, trenes y aviones, o subir escaleras, y que tiene la posibilidad capacidad de actuar en terrenos difíciles. Además, el robot está equipado con un brazo portador que puede levantar objetos que pesan alrededor de 75 kilogramos. El robot puede transportar la carga que maneja y transferirla a un tanque de sellado para neutralizar el peligro inmediato que plantea.
Otra compañía ofrece lo que podría anular la profesión de francotirador: un rifle que dispara una bala solo si el objetivo estaba dirigido al objetivo.
En estos tres días centenas de representantes de diversos países efectuaron transacciones de millones de dólares.