Más que palabras....

Comunidades
Tipo y tamaño de letra

La semana pasada una amiga me contó un poco sobre las actividades de OLEI y de como le encantaba el staff y voluntarios que dedican su tiempo para ayudar y asesorar a Olim hadashim de latino América en cualquier área que pudiera imaginar.

Después de 2 años de haber hecho Alya no entendí muy bien las diferencias que podía haber entre la OLEI y otras organizaciones que trabajan con olim así que fui personalmente a las oficinas.

La semana pasada una amiga me contó un poco sobre las actividades de OLEI y de como le encantaba el staff y voluntarios que dedican su tiempo para ayudar y asesorar a Olim hadashim de latino América en cualquier área que pudiera imaginar.

Después de 2 años de haber hecho Alya no entendí muy bien las diferencias que podía haber entre la OLEI y otras organizaciones que trabajan con olim así que fui personalmente a las oficinas.

Hablé con una chica que se llama Nancy sobre buscar empleo y la pronta mudanza de mi familia a un departamento sin muebles. Ella me comentó que la OLEI podía ayudarme a buscar muebles y hobala (transporte) y que iba a pasar mis datos a una voluntaria que se encargaba de ese tema.

Días después recibí la llamada de Esther. Quien literal fue un regalo mi l'mala. Esther me empezó a dar páginas de Internet donde buscar muebles, me dijo que si ella sabía de algo me avisaba y me dio la otra sorpresa de que la OLEI me podía ayudar con plata para la hobala! (Eifo shamatem dabar kaze?! Ein!)

Colgamos y no pasó ni media hora y Esther me aviso sobre un salón y comedor que encontró! Y además me consiguió el hobala! Ni ella ni mi familia lo podíamos creer. Aparte de esto Esther me ayudó y sigue ayudando a coordinar otras mudanzas.

Honestamente no encuentro palabras suficientes para agradecer los esfuerzos y apoyo que Esther brinda con tanta dedicación y dulzura. Mi esposo y yo no tenemos familiares en Israel y la verdad que Esther ayuda y se preocupa tanto que sentís que es tu familia.

Rivka Ohel