A 100 años de la declaración Balfour

Miscelaneas
Tipo y tamaño de letra

El 2 de noviembre de 1917 el Ministro de Relaciones Exteriores británico James Balfour envió una misiva al Barón Rotchild cuyo contenido expresaba que el gobierno de Su Majestad ve con beneplácito el establecimiento de un hogar nacional para el pueblo judío en Palestina. Fue esta la primera vez en siglos que hubo un reconocimiento de los derechos judíos de tener un lugar en la tierra de Israel.

El 2 de noviembre de 1917 el Ministro de Relaciones Exteriores británico James Balfour envió una misiva al Barón Rotchild cuyo contenido expresaba que el gobierno de Su Majestad ve con beneplácito el establecimiento de un hogar nacional para el pueblo judío en Palestina. Fue esta la primera vez en siglos que hubo un reconocimiento de los derechos judíos de tener un lugar en la tierra de Israel.
A principios de 1917 Gran Bretaña estaba sumida en la Primera Guerra Mundial, lejos aún de su desenlace. Estados Unidos no había decidido aún tomar parte de ella.
El movimiento sionista europeo se enfrentaba a un problema. Los judíos sionistas pertenecían a los dos bandos en guerra. La mayoría de los líderes del movimiento vivían en Alemania o en el Imperio Austro Húngaro. La mayoría del pueblo vivía en las zonas rusas incluidos Polonia, Ucrania y Lituania.
El reconocimiento público de Gran Bretaña apoyando al movimiento sionista surgió por la preocupación del transcurso de la guerra .
Varias circunstancias se unieron para crear este apoyo.
El gobierno británico quería convencer a los Estados Unidos a participar junto a los aliados en la guerra. Y para eso era necesario convencer al pueblo americano, entre ellos a los judíos. Éstos no estaban a favor de que Estados Unidos participen de la guerra como aliado de la Rusia Zarista que tanto persiguió a los judíos. El gobierno británico encabezado por Lloyd George, suponía que el apoyo a la causa sionista tendría como resultado el apoyo de los judíos americanos a la decisión americana.
Jaim Weitzman, líder sionista británico y químico de profesión logró ayudar con sus conocimientos a la industria militar británica al lograr producir en gran escala la acetona, producto necesario para la fabricación de explosivos.
Este éxito le valió a Weitzman el puesto de director de los laboratorios del Almirantazgo Británico lo cual le otorgó excelentes relaciones políticas.
Fue también en ese año, 1917, que gracias al grupo judío de espionaje pro británico en Palestina, NILI, los británicos lograron la información necesaria para vencer a Turquía y llegar a Jerusalem.
Luego de publicada la declaración en los diarios británicos y extranjeros, Lenin y los bolcheviques habían ganado el poder en Rusia y solicitó un armisticio.
La guerra para Rusia había finalizado.
Finalizada la guerra se le otorgó a Gran Bretaña el mandato de control sobre la Palestina.
Los árabes en la región demostraron su descontento a Gran Bretaña por no haber apoyado el proyecto de la Gran Nación Árabe que pensaban crear luego de haber contribuido en la guerra contra Turquía. En esa época un general inglés conocido por todos como Lawrence de Arabia ayudaba a los árabes a lograr el sueño de la Nación Árabe que no se realizó.
El conflicto entre judíos y árabes en Palestina tomó un nuevo impulso.
Para los judíos la Declaración Balfour significó el primer reconocimiento de Israel frente las naciones.